Opinión
Mirando el retrovisor…
Opinión

 

La política: arte de hacer posible lo imposible

 

La eliminación de medios de comunicación, la persecución a directivos y dueños, su estrangulamiento económico, la censura gubernamental y la autocensura por supervivencia, junto con el auge de las redes sociales han convertido en “expertos” comunicadores sociales a millones de personas. Igual situación con  los partidos políticos trajo como consecuencia  que el viejo oficio se desdibujara al punto de ignorar las elementales y exitosas normas de su práctica. La consecuencia inmediata fue convertir también a miles de twitteros en polítologos y sociólogos que analizan con “rigurosidad” cualquier tema de interés nacional e internacional sin rubor. Peor aun es que la corriente también se llevó algunos “políticos”, quienes han convertido al 2.0 en la tribuna de sus acciones y no de sus pensamientos, anticipan planes, estrategias y tácticas pactadas para enterar a un adversario implacable que los considera enemigos, siendo que la política es exactamente lo contrario: discreción. No es necesario abundar en la obvia ignorancia de   los textos antiguos y clásicos, como Sun Tzu, Von  Clausewitz o Maquiavelo por decir lo mas elemental para la profesión, pero desconocer la rebelión de las masas de Ortega y Gasset, es ya una aberración.

 


Un adversario político que te trata como enemigo a muerte

 

Luchar pacíficamente contra un  régimen que tiene como aliados a malignos procederes extranjeros y todo lo que eso significa, con  mafias de contrabando de extracción de materias primas y bienes nacionales, que tiene secuestrados los poderes públicos por años y  con recursos económicos  incalculables, es inédito para las generaciones recientes. Entonces una coalición política pacífica para enfrentarlo en el pequeño espacio electoral era lo conducente y lo hicimos. Por otra parte, la experiencia de lucha también pacífica con millones de personas en plazas, fue la Primavera Arabe.Los resultados fueron en lo inmediato satisfactorios y luego absolutos fracasos con muertos, presos, golpes y contra golpes y seguidillas de presidentes, con posterior inestabilidad política permanente. Importante es estudiar también el fracaso de Tiananmen casi 30 años después.

 

Salimos a la calle a buscar elecciones regionales constitucionalmente previstas, atrasadas, secuestradas y ante la primera represión mutamos a la solicitud inconstitucional de “Maduro vete ya” otra vez y “elecciones generales adelantadas”, a lo cual respondió el régimen con mas represión, carcel de políticos y  civiles, torturas, muertos y una más inconstitucional… ANC para fabricarse su salida cuando les venga en gana. El poder constituido dobló la apuesta. Qué esperábamos? ¿Militares con tropa que dieran el golpe? Parte de los los mandos son empresarios de la construcción y de la importación de alimentos así como de la explotación de los recursos minerales y sus familias dirigen a la administración pública, todos nombrados en Gaceta Oficial ¿Qué logramos? Desnudar aun más al régimen internacionalmente… mas nada y ahora a esperar los tiempos de la diplomacia con la paciencia que no tuvimos para esperar el 2018. ¿Ganamos? De ustedes la respuesta. La política se mide por resultados y los errores se pagan caro. En medio de la refriega voces calificadas pidieron jugar en todos los tableros pero no fue posible…(el mundo y las encuestas pedían negociación) pero el radicalismo se impuso y el twitter no lo permitió. El cálculo político chiquito y la frustración por no lograr lo deseado, así no fuese posible, dio entonces con anular-eliminar al de al lado. Creo la Iglesia socavó el esfuerzo de  hacerse intermediaria, siendo una institución con suficiente experiencia para enfrentar situaciones similares. Hizo falta que la Iglesia se empleara a fondo para mediar.

 

La decentralización centralizada de la oposición

 

Luego de perder dos elecciones presidenciales seguidas y con el poder de una AN  suficientemente renovada por votación abrumadora, llego el otro error estratégico: ignorar las regiones y sus horribles padecimientos medievales para colocar la elección de sus gobernadores por debajo de un supuesto bien superior nacional (claro, en Caracas): el revocatorio. Como si fuese tan fácil que entregaran el poder, luego de ofrecerles diariamente la medicina que  al final nos dieron… cárcel, persecución, expropiación. Ahora medio abren nuevamente una posibilidad y otra vez atacan la mínima esperanza de enfrentar a los rojos atrincherados en las gobernaciones (hay 71% a favor de votar dice Datanalisis). Error tras error están a punto de convertirnos en la oposición fallida de un estado fallido por inmadurez y desespero continuos. Hacer política de twitter para barras nada comprensivas no dio resultados, pero insisten. La palabra traición vive entre nosotros y llegó para quedarse, ya veremos quienes son los nuevos judas

 

@mcarrillodeleon

Manuel Carrillo De León

Venezolano observador.
45 Artículos
mcarrillodeleon
mcarrillodeleon