Opinión
NUEVOS GOBERNADORES POR FIN
Opinión

Por: Román Ibarra

@romanibarra

Para: Diario 2001

Estamos a escasas horas de elegir –por fin- a los gobernadores de estado, luego de la absurda y abusiva suspensión de que fueran objeto dichas elecciones en diciembre de 2016, como un capricho de la corrupción del régimen comunista de Maduro, cuando todo el mundo en nuestro país, y allende nuestras fronteras sabía que era un acto más del fraude continuado, con el cual, pretenden seguir secuestrando la voluntad de los venezolanos.

Pero no, las luchas, y la presión interna e internacional fueron suficientemente contundentes para demostrar la necesidad de transitar el camino electoral y constitucional en nuestro país, a pesar de que desde el gobierno se estuvo y se está saboteando todos los días la posibilidad de celebrar, no solo estas, sino cualquier elección, pues la dictadura sabe que pierden en cualquier escenario.

Ha quedado demostrado que nunca tuvieron espíritu democrático, y que solo aprovecharon la circunstancia oportunista en la que se mezclaron antojadizamente factores como la ambición desmedida de un caudillo -¨civil¨- deleznable y decimonónico que se aprovechó del sistema político para destruirlo con sus propios mecanismos; unos autodenominados notables; la irresponsabilidad y deseos de venganza injustificada de los dueños de algunos medios de comunicación; la izquierda extremista irredenta; la prostitución de unos militares cobardes y criminales, pero llenos de odio y deseos de venganza, y los desleales contrarios a la democracia, aprovechando el lamentable decaimiento del sistema político por culpa de incumplimientos; proscripciones, y –como no- importantes actos de corrupción emblemáticos de entonces.

Derrotados en el golpe militar, fueron encumbrados políticamente por el celestinaje oportunista de quienes accedieron al poder aprovechándose de aquella mala hora, hasta conquistar electoralmente el fervor popular para llegar al poder, por el hecho de que no funcionaron las instituciones de la democracia, aunque lo que ha debido suceder era hacerles pagar con la pena máxima, su delito cobarde, y asesino del golpe de estado del 4-F / 92.

Desde el poder, se dedicaron a secuestrar todas las instituciones del estado para ponerlas al servicio de su visión totalitaria, y corrompida y con ello intentar perpetuarse en el poder, cosa que han logrado parcialmente, con la ayuda de importantes errores y omisiones de la oposición, tales como el abandono de las elecciones parlamentarias de 2005, y otras estupideces previas como la huelga petrolera; plaza Altamira, y el Carmonazo.

No obstante, después de tantas luchas, y tantas pérdidas humanas a manos de la represión cobarde del (des) gobierno, lo que se impone es seguir luchando y aprovechar esta circunstancia electoral para continuar destruyendo el piso de la dictadura, y arrebatarles electoralmente nuevos espacios para ponerlos al servicio de la gente y sus necesidades.

Nadie puede ser indiferente en esta hora difícil, y mucho menos ponerse al servicio de la corrupción, ni por acción, ni por omisión, para regalarle a la dictadura 23 gobernaciones que podemos ganar si salimos masivamente a votar por los candidatos de la unidad, quienes se midieron y ganaron limpiamente sus respectivas primarias en cada estado.

Este es el momento de cobrar democráticamente tantas humillaciones por falta de empleo; alimentos; medicinas; seguridad personal y de nuestros bienes, y sobre todo por la necesidad de reconquistar la libertad, que nos pertenece por derecho.

No te quedes en casa, no pierdas la oportunidad de ser protagonista, y dueño de tu propio destino, y vota. No dejes que los ladrones y estafadores te sigan robando el presente y el futuro de tus hijos y tu país. Los venezolanos nos merecemos un mundo mejor; vamos a lograrlo el 15-O. Voto castigo!

 

Roman Ibarra

46 Artículos