Opinión
¿O ponemos salsa o tocamos cacerola?
Opinión

En mis planes estaba, luego de mi larga ausencia, regresar con mis “Cortos” a comienzos del 2015, pero he tenido que adelantarlo por una suerte de “circunstancia sobrevenida” que me obliga además a extenderme un poco. Aquí voy.

Es difícil no coincidir con un tweet de Capriles donde afirma: “Si ud en la AN defendió la Constitución para elegir nuevos Rectores, no puede ahora hacerse el loco con la designación vía TSJ”. Con lo que no se puede estar de acuerdo es con no tener la misma posición ante las designaciones del resto de los poderes donde miembros de su partido fueron favorecidos, por aquello de que la salsa que es buena para el pavo debe también serlo para la pava.

 

Que María Corina exija la renuncia de los designados por el TSJ, es explicable por su proverbial posición ante este gobierno. Total, si le pidió la renuncia a Maduro casi desde el mismo momento de su elección, cuál es el problema de que se la pida a los recién designados. Simplemente está en su derecho de hacerlo.

 

Que mi partido, Un Nuevo Tiempo, exija la renuncia de los rectores designados por el TSJ, es también coherente porque fue la primera organización política en exigir apego a la Constitución a la hora de designar los nuevos miembros de los diversos poderes públicos, y muy especialmente a sabiendas de que el hijo de un dirigente nuestro se postularía y eso generaría confusión.

 

Apena decirlo, pero no es el caso del gobernador Capriles. A quien se le vieron las costuras con su burdo emplazamiento, sin tener el coraje de decirlo directamente, contra el partido Un Nuevo Tiempo cuando en otro tweet escribe: “Y los de “oposición” aceptarán nombramiento inconstitucional al CNE vía TSJ? O es una farsa negociada desde el ppio (sic) de espaldas al país?”.

 

Por eso se apresura a pedir la renuncia de los designados, forzando la renuncia del rector suplente Pablo Durán, quien muy a su pesar accede, para darle un barniz de credibilidad a su planteamiento.

 

Capriles esperaba la designación de Durán como principal, “puestico” que tanto habían bregado sus compañeros Julio Borges y Juan Carlos Caldera, en horas de horrible lobby ante Diosdado y el Viejito Perverso y proponiendo en la MUD votar el 4 a 1 en la AN, con Tibi incluida, posición respaldada por el “inefable”, mientras el Gobernador decía lo contrario por fuera, practicando la vieja treta del “policía malo y el policía bueno”. Pero al no lograrlo, embiste contra UNT por el solo hecho de que el Dr. Luis Emilio Rondón, con 20 años de carrera en el CNE, postulado por los funcionarios jubilados del organismo comicial, sin militancia en nuestra organización a diferencia del amigo Durán, es hijo de nuestro secretario general y lleva su mismo nombre. Es decir, “picando adelante” con el grito de “agarren al ladrón”. Simplemente bochornoso, Capriles.

 

¿A quién beneficia el caos y la fractura promovida por este tipo de actitudes? La respuesta es simple: al gobierno y a quienes de este lado de la acera tienen intereses ocultos. Un Nuevo Tiempo siempre ha apostado a la UNIDAD, y eso lo sabe muy bien Capriles. Al punto de ignorar bajezas como esta última por lo que mi posición, valga la redundancia, es mía y de nadie más. Así que “ni tan calvo ni con dos pelucas”.

 

PD: Capriles, a la hora de inscribir candidatos a diputados en el 2015, ¿ponemos salsa o tocamos cacerola?

 

Otrosí: Al “inefable”, amigo, no te mandes. Te aconsejo juicio, imparcialidad, equilibrio.

 

Jose Luis Farías

1 Artículos
@fariasjoseluis
@fariasjoseluis