Opinión
¿Para qué sirve la Inteligencia Emocional?
Opinión

 

Si alguien le dijera que para ser un gran líder no importa tanto su currículum como su capacidad de ayudar a los demás….¿Qué pensaría Ud. mi apreciado lector?

Daniel Goleman asegura que esto es verdad, no sólo eso, lo demuestra porque tiene la clave: la Inteligencia Emocional.

Goleman expresó, en una reciente conferencia lo siguiente: “José trabaja como conductor de autobús. Cada día da los buenos días con una sonrisa a muchas personas que suben a su vehículo con prisas y cara de estrés. No se queda ahí, les pregunta por su vida, sobre un día de playa, un paseo con su familia. Al final, consigue que la gran mayoría baje del autobús con la misma sonrisa con la que él los recibió. ¿Quién es José? Un líder excepcional”, reiteraba Goleman

Más adelante recalcaba Goleman: “¿Sabían ustedes que en nuestro cerebro existe un jefe bueno y uno no tan bueno? En la parte pre-frontal está el líder de cerebro, allá donde se descubre el significado de las cosas. El líder “malo” se aloja en la amígdala cerebral o parte lateral derecha del cerebro, que acoge a la parte más primitiva que, en realidad, es el radar que permite tomar el control cuando hay una amenaza y anula al pre-frontal. Hasta aquí todo estaría muy bien, si no fuera porque el 95% de las señales sensoriales no llegan a la amígdala, ésta recibe poca información en este sentido y comete errores. A veces ve amenazas donde no las hay y actúa en consecuencia. En realidad son amenazas simbólicas, más dirigidas hacia la dignidad, pero que disparan la misma respuesta biológica que si sufriera un ataque físico. Cuando todo se ha calmado, desearía no haber reaccionado así. Es lo que Goleman llama “ser secuestrado por la amígdala. La amígdala cerebral nos convierte en malos líderes. La clave está en el control ejecutivo, la parte frontal, que es crucial para un liderazgo efectivo”, apuntala Goleman.

¿Que les parece mis respetados lectores?

Es lastimoso que muchos, diría que demasiadas, personas y líderes desaprovechan sus oportunidades y se meten en serias dificultades por no controlar sus impulsos, sus arrebatos de ira, incomodidad, rabia o cualquier emoción que lo haga responder de manera inapropiada. Los que se dejan “controlar” por la amígdala cerebral, serán presa fatal de sus emociones y se alejaran del éxito, de los triunfos y las satisfacciones personales, por dar respuestas incorrectas, en esos momentos cuando nos dejamos llevar por las emociones

Los espectaculares aportes de Daniel Goleman, le han demostrado al mundo moderno que los éxitos, ascensos, la salud, la productividad y la felicidad personal, van en relación directa con el apropiado manejo de nuestras emociones.

Por tanto, afortunadamente se han hecho estos descubrimientos, la gerencia moderna ha demostrado que de poco vale el Coeficiente de Inteligencia Racional o Intelectual, si el mismo no va acompañado de un acertado y correcto manejo de nuestras emociones.

¿Se pueden manejar las emociones?….la respuesta es un rotundo sí. Es más, no solamente se pueden manejar las emociones, …… más bien diríamos que es absolutamente indispensable y obligatorio que aprendamos a; conocer, controlar y “domesticar” nuestras emociones para evitar hacer cosas…de las cuales nos arrepentiremos luego…..y que dejan “huellas” en otros y nos van cerrando puertas y oportunidades en nuestras vidas.

Saber manejar esas emociones, incluso aprender a identificar emociones y reacciones de los demás, es una enorme ventaja para saber llevar exitosas relaciones con quienes nos rodean

Seamos nuestros mejores aliados…..y evitemos que la amígdala cerebral nos domine y nos impida acertadas relaciones interpersonales. De nosotros depende!!!!

Waldo Negron

10 Artículos
@Waldo_Negron
@Waldo_Negron