Opinión
Pedro el bachaquero
Opinión

“¡Ustedes están en guerra!!” le dijo el corresponsal de una agencia de noticias a un colega criollo, quien riposto de inmediato: “¿te refieres a los miles muertos o a la economía?”- “!Nada de eso-dijo el corresponsal-.Vengo a entrevistar a la Sra. Juana que tiene una cooperativa de 300 coleros en una barriada popular. Estamos interesados en analizar esta nueva mutación del anterior oficio, también novedoso, de los que hasta hace poco se llamaban cadiveros o raspacupos, a su vez mutación de los buhoneros, que vendían ropa, zapatos y video juegos hace 10 años en las calles sin ningún tipo de control.

Hay que reconocer que son muy buenos haciendo leyes que crean empleos masivos sin requisito, improductivos y muy rentables. Y eso es materia de estudio”-sentenció. Un mes después relató que se había quedado corto con la información original, porque luego de reunirse con Juana, se entero que sus “empleados” trabajaban solo 5 horas al día, haciendo colas en automercados y que ganaban 15 mil Bsf. mas el 10% de la ganancia de la venta -en el mercado negro- de productos regulados. Se asombró que una persona sin estudios ni contratos lograran percibir hasta 10 veces el salario mínimo en un solo mes. Quintuplicando como mínimo sueldos de maestros, profesores, médicos,enfermeras y empleados técnicos y profesionales publicos y privados.
Mayor sorpresa causó que no hay una Juana sino miles en las zonas populares, regadas por todo el país, pero que también existía Maria, una coordinadora por cada estado al que le reportaban en el mejor estilo de una empresa formal. Y luego la cabeza del asunto , algo así como el presidente de una corporación, un tal llamado Pedro el bachaquero. Terminó su trabajo y se fue en cuenta que la guerra del gobierno contra sus empleados y la empresa privada no era asimétrica si no por el contrario muy simétrica y frontal. No pertenece al Servicio Secreto americano, ni al FBI, la CIA, ni al aparato anticorrupción nacional.

Pero descubrió también que lo que hay es una gran mafia dedicada a vender al mercado negro productos subsidiados, ganando fortunas diarias y amparada en la más pura y dura corrupción publica que atenta directamente contra el pueblo y que este ademas no tiene dolientes. Hay una especie de sindicato del crimen. Creyó viajar al pasado y dijo al montarse en el avión, muy asustado por la inseguridad, que le pareció esto igual a Chicago a finales de 1920 pero que no había un Alphonse Capone sino muchos. Susto…..¡Ahhh y que tampoco había ningún Eliot Ness y sus incorruptibles dispuestos a apresarlos!
Manuel Carrillo De León
MANUEL CARRILLO DE LEÓN

Venezolano observador.

Manuel Carrillo De León

Venezolano observador.
34 Artículos
mcarrillodeleon
mcarrillodeleon