Opinión
Sin salida
Opinión

Ya no hay más trucos, trampas ni triquiñuelas en el bolsillo. Sus argucias jurídicas de baja monta rompieron el hilo constitucional y como viven celebrando sus miserias y viéndose el ombligo dentro de la burbuja, cambiaron la realidad por su realidad. En sus mentes retorcidas todos está regularmente bien, pero no es así, la galería internacional los desnudó en una hora en prime time y en canal de factura global. Almagro puso una banderilla de fuego con solo leer un informe de realidades que mucho le pica al régimen pro cubano y anti venezolano y quedaron a campo traviesa, mas enredados en su mitomanía. La segunda banderilla de fuego al macilento toro revolucionario, fue la fiesta de revalidación de firmas para el RR, con tanto éxito que ya se respira fresco en medio de la tragedia en que han convertido la vida de los ciudadanos. Hicieron lo imposible para faltarle el respeto a la voluntad ciudadana de salir de Maduro y sus enanos, y utilizaron esos funcionarios regionales del CNE, que ya no son expertos electorales, sino comisarios políticos del frente que dirige el bobo de la niñera armada. Mala semana.

 

Todo está escrito.

Los clásicos de guerra expresan claramente que quienes más la sufren son los que  sobreviven. Acaso no es lo que vivimos? Las fotos de gente buscando comida en basureros en diciembre del 45 después de la Segunda Guerra mundial en París y Berlín para la sopa comunal son de antología, como ahora en Acarigua y en el mercado de Coche al medio día. Los cubanos salieron de inmediato a defender su engendro ante el par de derrotas y ordenaron a  las Farc, al día siguiente del asunto OEA, firmar la paz con Colombia para tapar las desgracias internacionales del muchacho, con lo cual también quedó claro que los isleños tenían ese juego trancado interesadamente. Ese acto pasó casi inadvertido precisamente  por eso y se les vieron completamente las costuras. Maduro hombre de paz, creíble solo en revolución. Todavía calientes aquellas solicitudes para  darle al galáctico el Premio Nobel de la paz. Que falta les hace el gran embaucador.

 

Los grandes laboratorios.

Las costuras se les ven de nuevo a los radicales opositores que se acostumbraron a vivir en el caos virtual y saben disparar un corcho de champagne pero no una 9mm, los guerreros del teclado que no han leído el Arte de la Guerra ni a Maquiavelo, ni cómo se lograron las recientes experiencias de paz  de Vietnam y los Balcanes ¿Cómo no vás a negociar con los secuestradores del país? Aunque ya se cobraron el rescate con las reservas en dólares, oro, hierro, petróleo,  no lo entregan todavía y quieren más. Hay que hablar y no hay otra salida, como ellos no tienen una diferente que contarse para las gobernaciones. Subyace en las opiniones radicales la suma-cero, la guerra y el exterminio del enemigo. La revolución a la final preferirá sacrificar a sus gobernadores a los que no  ven iniciativas  parecidas al proyecto macabro. Zulia, Táchira y Carabobo hacen su propia política económica de supervivencia y vendrán más, como el de Margarita comprando comida en Dominicana o el de Bolívar que dicen trae su crema de afeitar y hojillas desde Trinidad en avión privado al aeropuerto de Macagua. Un jeque pues. La cota de repudio al gobierno pasó de 80%.Game over.

@mcarrillodeleon

Manuel Carrillo De León

Venezolano observador.
29 Artículos
mcarrillodeleon
mcarrillodeleon