Opinión
SOMBRÍAS PREDICCIONES
Opinión

La manera torrencial en que fluyen las informaciones, el burbujeo del tropel cacofónico de noticias que se atropellan unas con otras; en lugar de alimentar el análisis reflexivo, nos está produciendo parálisis digestiva en las circunvoluciones cerebrales. Uno de los síntomas más desagradables de esta indisposición analítica, es la sensación de desamparo cuando nos arropa la densa oscuridad de la incertidumbre. Sabemos que algo va a pasar: el piso se mueve, las paredes crujen, pero… ¿Qué, cómo, cuándo va a pasar?

La única certeza que tenemos es que “el proceso” agoniza. Algunos recordarán que en esos términos, “el proceso”, se referían los compatriotas de las horas tempranas, a las improvisaciones, arbitrariedades y abusos que desde sus orígenes caracterizaron al fatal experimento que nos impuso el autoritarismo despótico y el apetito insaciable de poder del comandante eterno.

Así pues, el gobierno de Nicolás Maduro, degeneración terminal de “el proceso”, está desahuciado, no tiene salvación. Ni siquiera puede esperar un milagro, porque Chávez, cegado por su megalomanía, desafió y blasfemó en contra de todos los Dioses. Ridícula versión parlanchina de Prometeo, recibió la condena del Olimpo. Y su heredero también.

La agonía, el estado que precede a la muerte, es impredecible en tiempo, modo y consecuencias. A veces es breve y tranquila, a veces larga y dolorosa. En ocasiones fortalece la unidad y el patrimonio de los deudos, pero en otras divide y empobrece. Hay moribundos, en paz con su conciencia, que transitan amablemente el último tramo; pero otros, con saldo espiritual deficitario, sufren el flagelo de la culpa y el miedo.

Si está claro que este gobierno agoniza, la incertidumbre se circunscribe a CÓMO y CUÁNDO sucederá lo inevitable. La violencia inhumana de la represión militar y el centenar de muertos en los últimos cien días de lucha por el derecho a progresar y vivir en democracia, no deja mucho margen al optimismo. Dado el carácter sombrío de las últimas predicciones de los analistas de escenarios, más que informes de profesionales formados académicamente, parecen inquietantes admoniciones de arúspices y nigromantes.

https://manuelnarvaez.wordpress.com/2017/07/05/sombrias-predicciones/

Manuel Narvaez

59 Artículos