Opinión
Tiempos de perdón
Opinión

Antes de iniciar una venganza cava dos tumbas, dijo Confucio (500 a.C). La batalla ha sido larga y dura entre la oposición y contra el régimen armado de “paz”. La prolongada temporada de presos, exiliados, muertos, torturas a civiles y purgas militares, debe cesar. Urge transitar hacia la normalidad y eso solo es posible trazando rutas concretas de cambio. Estuvimos en guerra, aunque no convencional. La decencia fue el enemigo y la exterminaron. Una política artera contra los grandes empresarios, agricultores y comerciantes, terminó por obligar

 

A la clase media desempleada a emigrar y con ellos el talento, la iniciativa emprendedora básica de las sociedades en desarrollo. Las últimas víctimas de esa política fueron los más débiles de la cadena, al punto que ahora exportamos por tierra miseria y calamidad a nuestros vecinos. La barbarie se combate con civilidad, así disguste y enerve. Para eso se requiere mas sacrificio de los representantes del bien. No hay otra.

 

La torpeza radical

 

Les encanta citar a Cristo, Buda, Ghandi y Mandela pero actúan en contrario Hay que perdonar porque hay que avanzar, dijo Kissinger luego que los comunistas del VietCong violaran los acuerdos de paz “logrados”en una negociación cínica, incómoda y larga, pero que era la única manera de terminar la guerra. Sobre nosotros los números como siempre no engañan. Para tener una escala están las cuentas: más de 300 mil muertos a bala desde que comenzó la revolución. Mas de un millon de personas en pobreza extrema, más de 70% en pobreza y la ciudadanía en diáspora de un país en disolución. El régimen fallido no puede mantener con populismo ni la mitad de su base social. Por ello es importante la apertura del canal humanitario. Deben saber que el tiempo de revolución se venció y viene otra cosa. Los radicalismos opositores se mueven por sentimientos y no por la razón y la Iglesia debe retomar el control mediador importante dejar de ser arte y parte, ya que es ella la llamada a ser garante de las amnistías necesarias.

 

Goldfinger

 

Esa foto de Maduro con una barra de oro es insólita. Bien pudiera ser la imagen de una película sobre Chicago en los años 30. Los mafiosos se hicieron de una ciudad a punta de pistola, crueldad y traición. Cuando besa el lingote está convencido que es su tabla de salvación para seguir el populismo y el control social excavando el sub suelo y uno de la principales pulmones del mundo. Pero ya es muy tarde, son patadas de ahogado. Creo que un paso adelante seria por ejemplo dejar que descansen en paz nuestros caciques y próceres y que regrese la civilidad, el uniforme verde oliva tuvo su tiempo nuevamente y lo despilfarró. Feliz Semana Santa de afectos y no de odio, así te hayan dividido tu familia, te hayan dejado sin medicinas, comida, trabajo, carro y seguridad. Hay que perdonar.

 

Malas noticias petroleras. Circula un informe de la banca suiza que Pdvsa esta quebrada, pero eso ya lo sabemos, lo mas fuerte es que aseguran que el colapso del complejo refinador es inminente. Agárrense de las manos.

 

@mcarrillodeleon

Manuel Carrillo De León

Venezolano observador.
58 Artículos
mcarrillodeleon
mcarrillodeleon