Opinión
TRES RAMOS
Opinión

Tarde en la noche del 15 de agosto de 2004, Henry Ramos apareció en televisión para denunciar que la victoria de Chávez en el referendo revocatorio era producto de un fraude. En el 2005, para gran frustración y enojo de Pastor Heydra, la lengua filosa de Henry Ramos, blandida hábilmente como espada de acero toledano, se puso al servicio de la abstención en las elecciones parlamentarias de aquel año. Ayer en la sede de la Asamblea Nacional, Henry Ramos anuncia el diferimiento del juicio político en contra de la gestión presidencial de Nicolás Maduro y la suspensión de la Marcha hacia Miraflores.

Tres Ramos. Los dos primeros recibieron vítores, dijeron lo que “la gente” quería oír; pero eran Ramos débiles, eran partidos políticos en el subsuelo del desprestigio, era el momento cumbre de la antipolítica. (He escuchado a Henry Ramos reconocer el error y pedir perdón por la abstención del 2005; tiene pendiente el mea culpa por lo del 2004.)

El tercer Ramos está recibiendo vituperios. En su espléndido discurso dijo cosas sensatas que “la gente” no quiere oír; es un Ramos firme y sereno, son partidos políticos que recuperan respeto, es momento en que la Política está desplazando a la antipolítica y a la politiquería.

Un líder es una persona a quien seguimos a sitios a los que no iríamos solos; por lo tanto, no es líder quien va a rastras de la opinión pública, quien debiendo escoger entre lo que es correcto y lo que “la gente” quiere, se decide por lo segundo para no perder popularidad.

Los líderes, humanos al fin, tienen aciertos y equivocaciones; algunos, los grandes, aprenden de sus errores y rectifican. “La gente”, humanos al fin, acierta y también se equivoca, no es la pretendidamente infalible voz de Dios. Vale la pena recordar que, en su momento, “la gente” prefirió que soltaran a Barrabás.

Poner pausa a la dinámica que nos conducía a un enfrentamiento con el previsible resultado de violencia y muerte, es lo correcto aunque no sea popular. Darle un chance a la paz a través del diálogo es lo sensato, aunque acarree pesados costos para quienes promueven esta opción. Por cierto, Perfiles de Coraje se llama el libro que le valió el Pulitzer a J. F. Kennedy; lectura recomendable para nuestros líderes en estos días turbulentos, gratis en internet.

https://manuelnarvaez.wordpress.com/2016/11/02/tres-ramos/

Manuel Narvaez

71 Artículos