Opinión
VENCER LA ADVERSIDAD
Opinión

@romanibarra

El agravamiento de la situación de Venezuela como nunca antes en nuestra historia republicana, además de que nos tiene viviendo en condiciones miserables social, y económicamente, en las manos del totalitarismo que encarna el Presidente Maduro, impide la posibilidad de que se expresen políticamente las formas de cambiar y darle un vuelco a la crisis mediante el ejercicio electoral, tal y como está previsto en la Constitución.

Efectivamente, hay que presionar de manera incisiva e indeclinable para que todos los procesos electorales vencidos como es el caso de Gobernadores y Alcaldes, así como sus respectivos parlamentos –regional, y municipal- se renueven, y con ello contribuyan a impulsar un proyecto que preserve el sistema político democrático que garantice la participación de todos los factores, incluyéndolos a ellos (el oficialismo).-

Aunque ellos desde el gobierno se empeñen en cerrar puertas, nosotros los demócratas tenemos la obligación de luchar para abrirlas a todos los venezolanos, y reconquistar lo mucho que hemos perdido en esta larga y fracasada ¨revolución¨, que solo ha servido para arruinar nuestras libertades, y potencialidades económicas destruyendo la dignidad de las mayorías que hoy en estado de pobreza atroz acuden –sin remedio- a los basureros para compartir y competir por desperdicios contra toda clase de alimañas, suciedad e infecciones.

No podemos permitir que nos sigan robando los avances alcanzados por la democracia como sistema y por el estudio y el trabajo sistemático de nuestros compatriotas, cuya sólida formación hoy es fuente de enriquecimiento de los países donde han tenido que emigrar huyendo de la barbarie del comunismo y la corrupción, que son la misma cosa. Tenemos que evitar que sigan cerrando empresas y luchar para que el país ofrezca garantías jurídicas para la inversión de nuestros empresarios, emprendedores y comerciantes para la generación de riquezas y empleos bien remunerados; trabajar para que el país se vuelva a comprometer con la docencia, investigación y extensión de nuestras universidades para el desarrollo tecnológico, científico y humanístico; ofrecer condiciones de dignidad para el desarrollo integral de nuestros trabajadores, y sus familias; garantizar que nuestros muchachos accedan sin cortapisas a la educación formal; proteger a toda la ciudadanía en materia de seguridad de sus vidas y sus bienes, y en fin garantizar calidad de vida para toda nuestra gente que bien se lo merece, y está harta de tanta mentira, y postergación.

Por ello, se hace necesario que salgamos a contribuir con la validación –injusta y miserable- a la que están sometidos los partidos políticos de oposición, y también algunos aliados del oficialismo, y con ello demostrar que, a pesar de la adversidad que impone el gobierno malandro y sus secuaces del TSJ, y del CNE, los venezolanos de bien estamos por encima de sus miserias y dispuestos a llevar adelante un proyecto de sociedad en la que todos tengamos posibilidad de desarrollarnos en paz, lo cual, como hemos dicho debe incluir a quienes como estos totalitarios del gobierno, intentan impedir la democracia, para demostrar que somos diferentes.

Luego de la validación de los partidos que así decidan hacerlo, convocar elecciones primarias de la oposición para elegir los candidatos en cada región, imbricar a la MUD con la lucha social de todos los venezolanos que sufren, y todos juntos presionar nacional e internacionalmente para lograr la convocatoria para elegir gobernadores y alcaldes este año. Todos los días podemos avanzar un paso en la lucha por el rescate de la democracia y con ella procurar sin descanso la realización de la felicidad de todos. Usemos la inteligencia, si se puede.

Roman Ibarra

30 Artículos