Regionales
Andrés Velásquez: “Venezuela está en la antesala de una catástrofe eléctrica”
Regionales

Andres Velásquez, miembro de la Dirección Nacional de la causa R, se pronunció a través de una nota de prensa sobre la situación del embalse Guri, desde donde se genera un 70% de la energía eléctrica que consume el país y aseguró que “Venezuela está en la antesala de una catástrofe eléctrica”.

 

Detalló que el nivel mínimo de agua  para  mantenerse turbinando es de 244 metros, “pues operar por debajo de eso significaría someter a las máquinas a un alto riesgo de sufrir daños graves, por lo que de bajar hasta tal cota sería inevitable detener las unidades generadoras”.

 

Aseguró que: “El lago de Guri presenta hoy un nivel crítico de 246 metros, así que de mantenerse el ritmo de descenso actual, si no lleve de inmediato, en abril podría llegar a la alarmante cota de 244 metros o incluso los 240 metros que ameritarían la paralización total de dicha central hidroeléctrica”.

 

“El bajo Caroní produce el 70% de la electricidad que consume toda Venezuela, de modo que al paralizarse Guri en cascada ocurriría lo mismo con las represas de Caruachi y Macagua, quedando el país sin el aporte hidroeléctrico de Guayana”, advirtió.

 

El vocero de La Causa R afirmó que “Venezuela está en la antesala de una catástrofe eléctrica, y a estas alturas el gobierno sigue sin informarle al país de la gravedad de esta situación que pudo evitarse si desde el mes de agosto se hubiesen tomado las medidas de correctas, pero no lo hicieron por decisiones politiqueras, ya que venían las elecciones de diciembre”.

 

“Aunque el gobierno sigue sin anunciarlo manteniendo su política de ocultamiento como hace con la inflación, la inseguridad y demás realidades nefastas, ya los venezolanos estamos sufriendo un duro racionamiento eléctrico, que de seguir esta situación se hará mucho más grave después de Semana Santa”, adujo.

No fue el niño.

Andrés Velásquez descartó que la responsabilidad de este caos eléctrico se deba al fenómeno climatológico El Niño, como asegura el Gobierno Nacional, pues recordó que desde 2002 los ingenieros de la extinta Edelca, propusieron planes para aumentar la capacidad de generación termoeléctrica, sumado a la construcción de represas más pequeñas en la región andina.

 

Pero incluso más recientemente, tras la emergencia eléctrica decretada entre los años 2009 y 2010 por el fallecido presidente Hugo Chávez, se destinaron miles de millones de dólares para elevar la generación en el país por diversos métodos, mediante varias obras que no fueron culminadas.

 

Un ejemplo de ello es la inconclusa represa de La Vueltosa en Mérida, la recuperación nunca terminada de Planta Centro en Puerto Cabello, o la finalización de la Central Hidroeléctrica de Tocoma cuya construcción lleva siete años de atraso.

 

Algo tan elemental como aumentar la capacidad de transmisión mediante líneas de alta tensión tampoco se hizo, de modo que si existiera hoy la suficiente generación de megavatios, tampoco se podrían transmitir por el tendido eléctrico actual.

 

“No culminaron ninguno de los proyectos de ampliación y mejoras del sistema de generación y distribución eléctrica del país, así que se puede decir que la corrupción de este gobierno fue lo que secó el Guri, y por ende será la corrupción de este gobierno la culpable si llegase a ocurrir el colapso eléctrico nacional, el cual lamentablemente se avizora para el mes de abril de continuar descendiendo el embalse”, finalizó Velásquez.