Regionales
Consideran que modelo actual “fabrica” pobreza
Regionales

Héctor Colmenárez, miembro de la dirección política del partido  Avanzada Progresista y representante del sector agrario, acompañado de productores, emitió consideraciones con respecto al descenso en la producción primaria en Lara y el país.

En  70% habría disminuido la productividad en lo agrario, lo cual es compensado a través de la importación de alimentos para el consumo nacional.

El café, de acuerdo a lo expresado por Colmenárez, ha sido el rubro más golpeado por tal situación, “a pesar de lo invertido en plantes de café por el Gobierno, los cuales nunca se ejecutaron”.

Reconoció que al inicio del gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, se hizo énfasis en tres rubros importantes: maíz, café y cacao.

“Sobre el maíz hubo un momento significativo, pero luego cuando implementaron el gobierno socialista todo bajó, comenzando la persecución a empresas agroindustriales y a los sectores que pedían créditos a los bancos del ámbito público”.

 

Por esta razón, mencionó que ese modelo económico “fue y continúa siendo un fracaso y fabrica pobreza”.

Dijo que en el país se ha generado un deterioro desmedido de la producción en todos los ámbitos.

“Aquí bajó la producción petrolera y sólo se produce 30% en el sector agrícola y no puede ser que se insista en tapar la situación culpando a una guerra económica”.

Aumento insuficiente
Agregó que ningún aumento salarial puede ser satisfactorio con una inflación tan elevada, sin tomarse urgentes medidas económicas necesarias.

Colmenárez advirtió que la caída en el poder adquisitivo ha sido indetenible, pues aún con el primer aumento del salario mínimo de este año, “hacían falta 8.3 salarios para cubrir la canasta alimentaria y con relación al nuevo aumento hacen falta 8.5 para costearlo”.

Ante esta situación, sostuvo que el Gobierno nacional incumple el artículo 91 de la Constitución Nacional, el cual contempla la obligación de incremento de salario acorde a las necesidades básicas de sustento para la población.

Insisten en que la organización de los productores, “apartando la política”, les puede ayudar a salir adelante en la búsqueda de objetivos comunes.

 

Con Información de: El impulso / Diana Moreno