Regionales
Denuncian merma de levadura y harina en panaderías de Maracaibo
Regionales

Recibiendo la mitad de la harina de trigo que piden —en promedio— a los molinos, y registrando déficit de otros rubros como levadura y azúcar, se encuentra buena parte de los panaderos de Maracaibo. Aunque desconocen la razón, aseguran que han tenido que disminuir la cantidad de pan y algunos tipos del producto.

“No estamos haciendo pan campesino, ni siciliano, ni dulces con guayaba o arequipe. Lo extraño es que si pides a los molinos (Monaca, Cargill), te traen menos de lo que pides, pero las distribuidoras sí tienen, pero más caro que el regulado”, dice Martiza Campos, encargada de una panadería de la Circunvalación 2, al oeste de Maracaibo.

Mientras un saco de harina de trigo de 40 kilos tiene un precio regulado de Bs. 1.430, “los distribuidores te traen las cantidades que necesitas a un precio que oscila entre 2.500 y 3.000 bolívares por saco”, expresó Campos.

Otro panadero, que decidió no identificarse, explicó que “a las distribuidoras les encargas y te traen, te entregan una factura legal, con los precios regulados, pero por debajo tienes que pagarles la diferencia que te exijan. Lo hago porque, en mi caso, tengo 20 trabajadores y una inmensa clientela. No puedo bajar la producción”, dijo.

Andrés Blanco, de una panadería en el sector Pomona, dice que otro producto escaso es la levadura. “Una caja cuesta, por precio regulado, Bs. 1.400, pero la consigues a Bs. 14.000, diez veces más”, explica.

Una situación que se ha presentado a nivel nacional. El presidente de la Federación de Trabajadores de la Industria de la Harina (Fetraharina), Juan Crespo calculó que quedaba trigo para quince días (el pasado sábado, hace cinco días). Aunque los panaderos consultados no revelaron cuánta harina tienen, dijeron que “es poca” y que están “esperando despacho”.

La falla en el suministro  se viene presentando desde el mes de noviembre  pero  se agudizó a partir de enero, según  José Donoso, de otro comercio de la zona de Pomona.

La Federación Venezolana de Asociaciones de Panaderos (Fevipan), sugirió —en una reunión el pasado 15 de marzo— al Gobierno nacional “importar entre 150.000  y 200.000 sacos de harina panadera de Colombia para paliar el déficit”, y tener un margen de maniobra en espera de la llegada del trigo. Se intentó contactar a su presidente, Tomás Ramos, pero fue imposible localizarlo.

“La semana pasada compré el paquete de pan de hamburguesas en Bs. 60, y esta semana lo consigo en Bs. 220, aumentó casi el triple”, explicó Carlos Yánes, de la parroquia Cristo de Aranza, quien vende comida rápida en su negocio. “Cuesta encontrar también el ‘granjerito’ y el ‘jumbo’ para perrocalientes”, explicó.

“Yo dejé de hacer pan de sándwich”, revela Blanco. “Viene la Semana Santa y es muy buscado, porque la gente se lleva sus pancitos a la playa. Uno deja de atender a los clientes como se merecen”, dijo.

El único tipo de pan regulado, según Gaceta Oficial 40.234 (de 2013), es el pan canilla, regulado a Bs. 6,90 el kilo, un pan que prácticamente no se produce en Maracaibo. El precio del pan francés enriquecido (con huevos, leche y vainilla) en la ciudad depende de la panadería y va desde Bs. 3 hasta Bs. 6 por cada pan francés.

“Se hará lo que se pueda hasta  que se solucione este conflicto”, concluyó Campos, tras el mostrador.

Diario Panorama