Regionales
El “Bachaquerismo” se convirtió en un oficio en Venezuela
Regionales

En Venezuela revender productos escasos o al triple de su precio regulado se convirtió en una “profesión”, reseña el portal Panorama.

Quienes lo hacen son llamados “bachaqueros”. Ellos prefieren no hablar de su labor para que no queden al descubierto sus tramas relacionadas con el negocio ilícito, donde se ven involucrados algunos trabajadores de los establecimientos comerciales hasta autoridades.

Sonia Romero —nombre modificado a petición de la fuente— es una paciente dializada que sobrevive cada semana esperando la donación de un riñón. Es madre de dos hijos, bachaquera desde el año pasado, y una de las miles que compra con tres cédulas: la de ella, la de su papá muerto, y la de su mamá que padece Alzheimer. “Por mi condición  no conseguía trabajo. Tengo amigas  bachaqueras y pensé: ‘¿Por qué no lo hago? Mi  carnet de discapacitada  me ayuda’. Probé con dos productos. Jabón en polvo y suavizante.  Me daba pena antes. Ya no. Entendí que había comenzado una nueva manera de subsistir”.

Los bachaqueros están al tanto de cada una de las alocuciones presidenciales que anuncian regulación en los precios de productos. De esa manera ponen en sus miras el próximo artìculo a buscar y que inevitablemente estará escaso en todos los comercios.

El oficio que vacia los anáqueles se convirtió en la profesión y sustento de algunos, cada vez son más los venezolanos que se suman al bachaquerismo, señaló el diario Panorama en su portal.

Hasta el momento los bachaqueros ya planean cómo burlar cualquier otro control que se implemente. Solo cuando la oferta sea mayor a la demanda se terminará el bachaquerismo. Eso afirmó el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León en su escrito ¿Por qué en Venezuela hay colas y en otros países no?: “No hay colas donde los precios de los productos son racionales y cubran los costos de producción. No hay colas donde la empresa privada es estimulada para que invierta, crezca y produzca”.

Fuente: El Nacional / El Panorama