Regionales
El trueque hace frente a la escasez de productos en el país
Regionales

Hoy, en Venezuela la práctica del “trueque” está más vigente que nunca. El intercambio de bienes, más que todo del tipo alimenticio, es visto por los consumidores como una solución para hacer frente a la escasez de productos en los anaqueles de los comercios, propducto del contrabando de extracción.

“Te cambio tres kilos de harina por un paquete de papel sanitario. Así quedamos a mano”. Así resumen Rita Salcedo, ama de casa, el intercambio de productos  que hace casi a diario con su vecina María Rodríguez, en Santa Lucía, sin el uso de dinero en efectivo.

Los usuarios del modo afirman que artículos como el arroz, los pañales, la leche en polvo y el papel sanitario son los “más apatecidos” y demandados al momento de un intercambio que puede ser entre familiares, vecinos incluso extraños que usen las redes sociales.

Así lo afirma Raquel González, residente de la urbanización La Trinidad y quien se define como una “as” en el uso del trueque. “Todo tiene que ver con la necesidad de la gente y su urgencia. Yo he cambiado un solo paquete de pañales de 42 unidades por un combo de arroz, harina, jabón de lavar, pasta, mayonesa y salsa de tomate”, comentó.

Deisy Rosales, secretaria de 35 años, asegura que la escasez de productos y el “ingenio” han hecho que el trueque forma parte de su cotidianidad. “Voy a los súper pendiente de las cosas que puedo intercambiar con otras amigas. Somos un grupo de 10 personas y cada uno sabe las necesidades de los demás (…) la mayoría lo que está buscando son pañales y fórmulas lácteas, pero en mi caso estoy falla de champú y toallas sanitarias. El intercambio nos ha dado muy buenos resultados en estos tiempos de crisis económica”.

Agregó que, “particularmente, no aceptó dinero, ni transferencias. La regla es dando y dando para que todos quedemos conformes. No hago nada con tener el efectivo si voy a un supermercado y lo más seguro es que vaya a conseguir el artículo”.

El economista Roger Chacín asegura que el sistema en el país avanzó “a pasos agigantados” y llegó a la modalidad de “la red 2.0”. “El trueque ya forma parte de nuestra economía y es una actividad que está ganando peso porque se está extendiendo en nuestra sociedad. Se ve en Zulia, Caracas, Mérida, en todos los estados. Ya es bastante común ver el intercambio de bienes y entre grupo de personas, a través de Facebook, twitter, whatsapp. Todos tienen el fin último de adquirir un producto y así satisfacer una necesidad”, recalcó.

Agregó que “este intercambio de productos de primera necesidad entre las personas luce inofensivo, pero su uso extremosin duda genera distorsiones. La esencia del trueque es el de realizar una actividad comercial sin monedas o dinero en efectivo, que es lo que le da el valor del producto. Poco a poco se va generando una deformación en los precios porque algunas veces la necesidad prevalece sobre el verdadero precio del artículo que se tranza”.

Igualmente, día a día aumenta la cantidad de cuentas a través de las redes con la finalidad de cambiar artículos de primera necesidad. Anabel Sánchez, residente de Los Puertos de Altagracia y madre de dos niños, ha intercambiado pañales por jabón, arroz y azúcar, a través de la cuenta facebook @Trueques Maracaibo y San Francisco y @Compraventalospuertos porque —según ella— “se consigue productos de manera segura y sin sobreprecio. Lo mejor es que no se aceptan bachaqueros, el que trata de revender algo es expulsado. Hay reglas muy claras”.

El sociólogo Alexander Maldonado explicó que “el trueque como propuesta generalizable en una sociedad surge en medio de una crisis. En nuestro país su práctica se ve con mayor frecuencia por la escasez de productos, el desabastecimiento, falta de oferta y alta demanda, la alta inflación (…) en fin, por factores económicos. Se deja el dinero a un lado y la única manera de obtener un bien es por medio del intercambio, así accedes a los que deseas”.

Puntualizó que la proliferación de grupos de intercambio de artículos dentro de las comunidades o en las redes  son “vías de escape y salidas que adoptan los ciudadanos para hacer frente a un problema común. Las personas dan a conocer su necesidad, ofrecen algo y reciben lo que necesita, todo a través de acuerdos. El trueque en Venezuela será poco común en la medida que el Gobierno adopte mejores medidas para mejorar el abastecimiento”.

FUENTE: DEIVIS RODRIGUEZ – EL NACIONAL