Regionales
En Lara: En 60% se incrementan costos para la vialidad
Regionales

En el 2014 fueron invertidos en la rehabilitación de las vías en el municipio Iribarren, 180 millones de bolívares para cubrir los requerimientos, pero sorpresivamente la desmedida inflación elevó a 300 millones (el estimado de inversión durante el 2015, es decir 120 millones más) las mismas obras que se hicieron con la cantidad antes señalada.

Por: Diana Moreno.

Las ciudades deben ser modernizadas y los gobiernos tienen el deber, por ley, de ajustar los planes y proyectos a los cambios sociales en esta materia.

En tal sentido, la responsabilidad de optimizar la infraestructura vial es compartida entre los gobiernos nacional, regional y local.

Es competencia del Ministerio de Transporte Terrestre y Obras Públicas garantizar la construcción y mantenimiento de los planes y proyectos de infraestructura vial integrados con los de comunicaciones; en lo regional, el Instituto de Vialidad del estado Lara tiene como objetivo lograr las condiciones óptimas de transitabilidad en cuanto al mantenimiento preventivo de las carreteras agrícolas, vías urbanas e interurbanas.

El gobierno municipal debe velar por la vialidad urbana tomando como referencia el desarrollo económico y social.

Barquisimeto, al ser una de las diez ciudades más antiguas del país, constituye un punto de convergencia de las principales vías terrestres del occidente; a pesar de los cambios, el comercio es aún su actividad principal.

Reorientación en vialidad

La inflación y la escasez son variables a considerar para analizar en su contexto una posible reducción de inversión, dada la importancia que reviste el tema de la vialidad en el desarrollo.

Ambas van de la mano e influyen al inventariar presupuestos que conlleven al término de una obra de calidad, adaptada a la demanda de una población que reclama mejoras; sin embargo los usuarios deben saber cómo golpean los desequilibrios económicos cuando se trata de asfaltar calles, avenidas, rehabilitar puentes, etc.

Es difícil prever costos en función de metas establecidas durante un año, mucho menos cuando “no hay políticas públicas direccionadas al control de la inflación”, tal como lo argumenta el alcalde de Iribarren Alfredo Ramos.

En el caso de Barquisimeto, Ramos afirma que la destrucción de la capa asfáltica, evidenciada al inicio de su gestión, requiere de una cuantía de recursos indeterminada y mucho más tiempo para superar la expectativas de los habitantes en cuanto a mejoras, razón por la cual, explica, es necesaria una reorientación al inyectar más recursos, sin conocerse hasta ahora si lograrán cumplir las metas planteadas para el año 2015.

Inversión municipal

En enero de 2014 la tonelada de asfalto se ubicaba en 500.000 bolívares, se estimaba que para esta fecha estaría en 1.500.000 pero actualmente está en alrededor de 2.800.000 bolívares, informó Ramos.

“Las obras se hacen por etapas, algunas se extenderán más como es el caso de Jardines del Aeropuerto. Estaba prevista para culminarse en dos años, pero es posible que se vaya a extender porque son 2 kilómetros y medio de vía”, recalcó.

Según datos aportados por la gerencia de Emica, la cantidad invertida en arreglos ya ejecutados para rehabilitación y mejoras viales e infraestructura durante los primeros cinco meses del 2015 es de 41.385.151 bolívares.

Precios transitan en la incertidumbre

El presupuesto de la ejecución varía constantemente, ante la inflación y en parte por la escasez, aún cuando esto no es un factor con incidencia directa en la vialidad, ya que en Venezuela se fabrica el asfalto e igualmente los químicos para hacerlo.

Sin embargo, el presidente de la Empresa Municipal de Infraestructura y Conservación del Ambiente (Emica), José Vásquez, sostiene que se ha reducido la cantidad de empresas que ofrecen el servicio de asfaltado en el estado Lara, debido a la falta de capacidad operativa para resistir, por la falta de repuestos que exige el mantenimiento de máquinas que no son de nueva data, sino por el contrario trabajan con una maquinaria de al menos 15 años de uso.

A razón de ello las cotizaciones que presentan las contratistas alteran significativamente el presupuesto previsto por Emica.

A esto se suma, el incremento, este año, respecto al 2014, del 80% del flete el cual se cancela por el traslado de materiales como el granzón para el bacheo procedente de ríos y quebradas.

Desde este punto de vista el gobernador de Lara Henri Falcón, planteó que es difícil planificar obras en una realidad económica de incertidumbre.

“Cuando realizas un presupuesto en el mes de octubre, ya para mediados del año siguiente es distinta”.

Proyectos de envergadura como el distribuidor Tarabana ha dispuesto desarrollar el Instituto de Vialidad del estado Lara.

El gobernador sostiene que se apunta a la modernización y mejoras de acceso en importantes obras, no obstante el incremento desmedido de costos obliga a un ajuste en la ejecución.

“Cuando se agudiza la inflación, nos vemos en la necesidad de reducir la metafísica, por ejemplo comienzas con 1.000 metros lineales y puedes terminar haciendo 400 ó 500 metros de vialidad.

En nuestro caso las grandes obras quedarán reservadas para el Ejecutivo nacional”, lamentó.

Vías agrícolas en emergencia

Para el ingeniero Antonio Menuto, ex presidente del Colegio de ingenieros del estado Lara, se requiere una urgente atención en las carreteras que facilitan el paso de quienes se dedican a la actividad productiva de alimentos del sector primario de la economía en la entidad larense.

Estima que 45% de estas vías están seriamente deterioradas. “No ha variado esta cifra desde hace seis meses y es el momento de repararlas, porque inició el período de lluvias”.

Se elevan costos de inversión

Un monto estimado de 400 millones de bolívares son los recursos dispuestos por el Ministerio para el Transporte Terrestre y Obras Públicas, hasta la fecha, para abarcar el arreglo de vías urbanas y agrícolas.

Esta instancia del gobierno nacional desde el año 2008 tiene amplias competencias para el ejercicio de mejorar las principales vías de comunicación, especialmente entre los estados.

Elis Colmenárez, director regional del MTTOP, aseguró que constantemente intercambia proyectos con el gobierno regional por lo cual en el 2014 se inyectaron 347 millones de bolívares en la rehabilitación de las troncales 1, 4, 7 y 17 que comprenden: Circunvalación norte, Barquisimeto-Acarigua, Quíbor-El Tocuyo y la carretera Lara-Zulia.

Este recurso también cubrió la reparación de vialidad agrícola en los puentes Sicare, La Guardia, Guardagallo y Santa Rosa. Colmenárez informó que se han incrementado en 60% los costos de inversión en comparación con el año 2014.

Se proponen dar prioridad a los accesos rurales por el mal estado en que se encuentran. Tres proyectos fueron aprobados y serán invertidos próximamente 180 millones en los municipios Urdaneta y Torres donde se concentra gran parte de la capacidad productiva.

“En este año se ha disminuido la inversión en vialidad en el estado Lara, pues entre los años 2013 – 2014 se cubrió gran parte de las principales vías, quedando menos kilometraje pendiente para este año”, concretó Colmenárez.

Actualmente esperan aprobación de otros recursos para mejorar la vialidad urbana en la entidad larense.

Fuente: El Impulso