Regionales
En Locatel implentaron el sistema biómetrico
Regionales

“Varias personas estamos desde las cinco de la mañana y es ahorita, a las siete y media de la mañana que nos vienen a decir que no todos podremos comprar papel higiénico porque a partir de hoy es por terminal de cédula y con el sistema biométrico” expresó enojada Ana Pire.

Desde ayer, Locatel expenderá los productos regulados por el número en que termine la cédula de identidad. Las personas sólo podrán comprar semanalmente los artículos correspondientes.

Alrededor de las siete de la mañana, el gerente del comercio salió al estacionamiento del negocio para informarle a los presentes que les venderían a todos, siempre y cuando estuvieran en orden.

Media hora después, el directivo volvió a salir para comentarles a los ciudadanos que a partir de ese momento, el sistema biométrico sería implementado, al igual que la venta por el número final del documento de identidad.

El rechazo de las personas fue porque la gerencia del establecimiento no informó con anticipación la medida del local para que los ciudadanos tomaran sus previsiones y no perdieran el tiempo en la cola sin posibilidad de obtener los insumos.

 

Según algunas personas que se encontraban en la cola, como consecuencia de la furia de los ciudadanos, un funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) los amenazó de dispararle a todo aquel que se acercara a la entrada del establecimiento.

“Se supone que la guardia está para garantizar la seguridad de los ciudadanos y no amenazar a la gente que está haciendo una fila para poder comprar productos básicos” declaró María Molero.

Aún cuando conocían la nueva normativa de Locatel, las personas decidieron esperar hasta la hora límite para el expendio de productos regulados, con esperanza de poder adquirir el papel higiénico, el cual era el único artículo con precio regulado.

Hasta la una de tarde se pueden adquirir los insumos básicos a un valor justo, sin embargo, hubo quienes aseguraron lo contrario.

Liliana Gutiérrez, señaló que la venta de los artículos regulados es hasta las once y media de la mañana.

“Si uno llega a hacer la cola a las once de la mañana no le permiten hacerla porque supuestamente ya es muy tarde para pasar al establecimiento”, dijo Gutiérrez.

Otra de las molestias de las personas es el hecho de colocar el sistema biométrico con el terminal de cédula para la venta de productos.

“Solo debería ser una norma en los establecimientos”, precisó Alberto Meléndez.

 

 

Con Información de: El Impulso Roberth Suárez Piña