Regionales
Exigen abrir investigación sobre “narcosobrinos”
Regionales

Una investigación que determine si se utilizaron recursos del Estado para facilitar y amparar las actividades delictivas presuntamente cometidas por los sobrinos de la Primera Dama, solicitaron a la Fiscalía General de la República el diputado Guillermo Palacios; el coordinador de la MUD-Lara, Macario González; y el abogado Manuel Virgüez, presidente del Movimiento Vinotinto.

En nombre de la Mesa de la Unidad Democrática, afirmaron que a la luz de la detención en Haití de Francisco Flores y Efraín Campo Flores, y las acusaciones por narcotráfico que enfrentan en Estados Unidos, el Ministerio Público está en la obligación de abrir un expediente.
“Aquí hay algunos aspectos que deben ser precisados: ¿Quién contrató el avión que trasladó a los sobrinos de Cilia Flores a Haití?, ¿cómo fue arrendado y de quién es? Debe ser investigado lo relacionado con los pasaportes diplomáticos que exhibieron al momento de su detención; ¿cómo es que se le expide pasaportes diplomáticos a personas que no cumplen con los requisitos?”, manifestó Palacios tras consignar un documento en el Ministerio Público.

Igualmente consideran que es necesario precisar si hay cooperación interna en Venezuela para facilitar las operaciones de los presuntos narcotraficantes, así como el supuesto pago de los honorarios del bufete de abogados que los defiende ante un juzgado de Nueva York, por parte de Pdvsa.

AN suspende sesión
En relación con el silencio institucional que hasta el momento impera en el país, Palacios afirmó que ya es una tendencia cuando existen indicios de la participación de altos funcionarios del Estado en casos de tráfico de drogas. “Esto perfecciona nuestra percepción de que estamos frente a un narcoestado”, dijo. A esta consideración se suma la suspensión, por parte del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, de la sesión ordinaria que estaba pautada para este martes, cuando la oposición estaba dispuesta a denunciar las presuntas ramificaciones internas del caso de los “narcosobrinos”.

”A pesar del silencio, nosotros consideramos que el presidente de la República le debe una explicación al país. Esto debe ser aclarado, porque se trata de dos personas vinculadas a la pareja presidencial”, concluyó Palacios.

Portergan audiencia
La audiencia ante una corte federal de Estados Unidos de los dos sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, acusados de narcotráfico, fue pospuesta para el 2 de diciembre, según documentos judiciales obtenidos este martes por la AFP.

El juez Paul Crotty del tribunal federal de Manhattan autorizó un pedido de los abogados defensores de los venezolanos de retrasar la reunión, prevista inicialmente para este miércoles 18 de noviembre, sin dar más detalles.

Efraín Antonio Campo Flores (29 años) y Francisco Flores de Freitas (30) fueron acusados el pasado jueves en una corte de Nueva York de conspirar para transportar al menos cinco kilos de cocaína a Estados Unidos.

Ambos son hijos de hermanos de Cilia Flores, esposa del presidente venezolano Nicolás Maduro, confirmó a la AFP una fuente de la Asamblea Nacional que pidió la reserva de su identidad. Cilia Flores presidió ese cuerpo unicameral entre 2006 y 2011, en una legislatura dominada absolutamente por el partido gubernamental.

Campo Flores y Flores de Freitas también son acusados de haber participado en reuniones para enviar un cargamento de cocaína a Estados Unidos, a través de Honduras. Pero el actual presidente del Legislativo y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, calificó la detención de un “secuestro” cometido por la agencia antidrogas de ese país (DEA).

Cabello también puso en duda el vínculo familiar de uno de los detenidos con la esposa de Maduro.

La oposición venezolana ha pedido investigar el caso, que estalló en pleno arranque de la campaña para las elecciones legislativas del 6 de diciembre, en las que las fuerzas chavistas podrían perder la mayoría de la Asamblea Nacional por primera vez en 16 años de gobierno.

 

Con Información de: El Impulso / Maria Alexandra Matute