Regionales
Graves fallas en alimentos en hospitales del Zulia
Regionales

La escasez de alimentos también llegó a los centros de salud de la red pública del Zulia, afectando a los enfermos quienes se encuentran sin una adecuada alimentación.

 

De acuerdo con la denuncia de algunos pacientes, sus familiares deben llevarle las tres comidas desde sus hogares y muchas veces falla porque no tienen cómo trasladarse varias veces hacia el hospital.

 

“Acá no dan comida. Nuestras familias la tienen que traer de la casa”, denunció Milangeli Salas, mientras comía lo que debió ser su desayuno, a las 11:00 de la mañana, en el Hospital Chiquinquirá.

 

“A veces no los dejan pasar y las comidas llegan mucho después de la hora”, acotó Sindy Urdaneta.
Una fuente en el área de Nutrición en la región aseveró que esa es la situación en todos los hospitales.

 

“Algunos no les dan la comida porque no tienen y en otros resuelven con lo poco que les pueda llegar”, dijo.

 

Explicó que este problema surgió luego que se centralizara el despacho de alimentos a la Secretaría de Salud. “Los directores de hospitales recibían una partida para alimentos y cada hospital buscaba sus proveedores, eso cambió y ahora es la Secretaría de Salud la que se encarga de realizar la compra a los proveedores y de allí distribuirlos a cada centro de salud”, detalló.

 

La fuente detalló que la compra se hacía a Mercal y a otros grandes proveedores, pero por la escasez de productos no cubre la demanda de los centros hospitalarios de la región.

 

“Por lo general falta pollo, la semana pasada no tenían huevos, pan, ni queso. Esta semana tampoco cuentan con vegetales ni frutas, están trabajando con lo que tengan”, expuso.

 

Haydée Blanco, especialista en nutrición clínica, expuso que la falta de una adecuada nutrición influye en la recuperación del paciente.

 

“La alimentación forma parte fundamental del tratamiento del paciente. Sin la dieta adecuada el enfermo no se recupera. No se le puede dar la misma comida a un diabético o a un paciente renal que a un paciente con otro diagnóstico”, explicó.

 

La escasez en el mercado de productos especiales como Glucerna y Enterex que son para pacientes diabéticos y no se les está suministrando.

 

A la falta de alimentos se le suman los problemas de infraestructura y funcionamiento en las cocinas.

 

“Cuando hay comida  no alcanzan las bandejas para servir. Tampoco hay cubiertos y mucho menos vasos”, expresó un trabajador del Hospital General del Sur.
 

William Pardi, representante de un paciente en el área de pediatría, confirmó la denuncia del trabajador al tener que llevar entre sus pertenencias una taza, cubiertos y vasos para que le suministraran los alimentos a su pequeño mientras estuvo hospitalizado en ese centro de salud por dengue.

 

“El primer día no tenía tazas y me echaron la comida en un vaso desechable”, contó Pardi.

 

El recién designado secretario Regional de Salud, Richard Hill, informó que ya se inició una supervisión en las áreas de nutrición de los hospitales regionales y se reunieron con los proveedores para garantizar el suministro oportuno y de calidad para los pacientes.

 

“Nos reunimos con los proveedores, quienes tenían dudas de su continuidad por los cambios administrativos que se han realizado, y garantizamos que continuarán suministrando los alimentos, mejorando la calidad y su cantidad en beneficio de los pacientes”, Expuso Hill.

 

Agregó el nuevo director de Salud en la región que ahora deben hacer una supervisión en todos los centros.

 

“Nos toca conocer las dificultades y conocer los problemas que puedan estar presentando para subsanarlos en la brevedad posible”.

 

 

Con Información de: Panorama / Carolina Bracho