Regionales
Hasta seis horas para echar gasolina en el Zulia gracias a los apagones
Regionales

En donde hay servicio eléctrico disponible están las kilométricas colas en las estaciones de servicio. Los choferes hacen recorridos por la ciudad en búsqueda de una gasolinera abierta y cuando la encuentran, se preparan para pasar seis horas de espera hasta llegar a una isla a abastecerse de combustible.

Por: laverdad.com / Alixel Cabrera

“A veces me meto a las 5.00 de la mañana y salgo a las 11.00”, asegura Luis Báez, comerciante. Desde que inició el plan de administración de carga se dirige directamente a la estación de servicio Lagopista, pues tiene información de que una planta eléctrica la mantiene operativa las 24 horas del día.

La semana pasada iniciaba el recorrido desde el sector 18 de Octubre, pasaba por la avenida 5 de Julio y terminaba en la gasolinera ubicada en la Circunvalación 1. “Me he tenido que salir después de dos horas, hora y media porque se va la luz”, afirma mientras espera su turno. La fila de carros casi llegaba al distribuidor Cañada Honda.

“Se trabaja menos”, dice Alfonso Romero, chofer de tráfico. Desde que empezaron los bloques de racionamiento eléctrico de cuatro horas recurre a los puntos de abastecimiento de combustible solo una vez al día. Regularmente pasa tres horas en la cola, lo que reduce su horario de trabajo tres horas.

En San Francisco, la cola de El Bebedero llegaba a la fábrica de cemento que se encuentra en las adyacencias. Desde el jueves pasado, solo tienen disponible de gasolina de 95 octanos, pues a pesar de no ser una gasolinera automatizada, solo reciben una gandola de combustible al día, de acuerdo con Luis Bastidas, trabajador del establecimiento.

Yeinny Pirela, empleado de la estación de servicio Nigale, no tenía qué hacer en su lugar de trabajo. A las 11.30 de la mañana todavía faltaba media hora para que volviera el servicio eléctrico a la infraestructura. “El combustible nos llega normalmente, pero ahorita estamos cerrados por luz”, señala destacando que no cuentan con una planta eléctrica para atender la contingencia.