Regionales
Inventario de útiles escolares abastecerá 20% del mercado
Regionales

Los libros y cuadernos son apilados de manera distinta. Juan Reyes hace lo posible para que las exhibiciones de su negocio no luzcan vacías. Pero no es una tarea sencilla. Un gran déficit de 80% en útiles escolares se registra en Carabobo, mientras las industrias del sector siguen a la espera de la subasta especial de divisas anunciada desde el ministerio de Comercio que, de ser efectiva, solo logrará un abastecimiento tardío.

Por: Dayrí Blanco.

Ya es hora de desempolvar, dijo Maritza Ruiz al colocar en los estantes de la librería de la que está encargada los artículos excedentes de la temporada pasada. Eso es lo único que tienen para ofrecer. Unos 50 cuadernos, 30 textos, 15 cajas de colores y algunos productos adicionales que les fueron despachados en enero, con un retraso de al menos cuatro meses debido a la crisis de dólares necesarios para la importación que este año se ha agudizado.

Gustavo Sosa Izaguirre, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, fue preciso en las cifras. El inventario es de 20% de lo requerido para satisfacer la demanda, y ya en agosto estará en cero.

El sector necesita al menos 200 millones de dólares para abastecer el mercado nacional, según detalló Luis Scarcioffo, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Educativa y Materiales de Oficina. Ese presupuesto, soportado con la lista de insumos que se deben importar, el país que los produce y porcentajes de inventarios actuales, fue entregado ante el ministerio de Comercio como antesala a la convocatoria de una subasta especial de divisas. Pero han pasado tres semanas y los empresarios del sector no han sido llamados nuevamente.

El cronograma de producción indica que durante el último trimestre de cada año se deben hacer los pedidos en el extranjero de materia prima, en enero arranca la manufactura de cuadernos, libretas, lápices, colores, bolígrafos, pegamentos, carpetas y otros artículos; y entre abril y julio se colocan en la red de comercialización. Este año no se ha comenzado la primera fase, por lo que apilar la mercancía de la forma más creativa para tapar los espacios vacíos de la escasez, será la norma en los negocios esta temporada.

Fuente: El Carabobeño