Regionales
La tensión reinó en el centro de Barquisimeto por apagón
Regionales

En los últimos días de diciembre se ha observado una creciente aglomeración de personas deseosas de visitar los negocios del centro de la ciudad.

Como consecuencia, las denuncias de saqueos, robos y saboteos, son más frecuentes a medida que se acerca la culminación del año 2015.

Los casos más resaltantes surgieron este miércoles 23 de diciembre, cuando hubo un apagón entre las 2:00 y las 4:00 p.m.

Según algunos comerciantes y vendedores informales de la avenida 20, un negocio de ropa sufrió un intento de robo, pero aclararon que el hecho fue atendido por la Policía Nacional Bolivariana.

Los funcionarios de esta fuerza policial y un vendedor de la tienda negaron el hecho, aunque los comerciantes informales y efectivos de Polilara que estaban en la misma calle aseguraron que la PNB había atrapado al sujeto.

Del mismo modo, a unas calles de la tienda se realizaron denuncias similares en un centro comercial, que obligaron a los dueños de los locales a cerrar temporalmente mientras los cuerpos policial solventaban la situación.

Saboteadores

Mientras el público hacía  las denuncias, los comerciantes recibían informaciones sobre supuestos casos de saqueos en varias zonas del centro de Barquisimeto y un gran número de personas empezaba a correr, para generar caos ante el ambiente de tensión reportaban los ciudadanos.

Asimismo, los dueños de las tiendas y lugares de comida decidieron bajar la santamaría.

De acuerdo a las declaraciones recogidas esos hechos no se concretaron. Sin embargo, la opinión generalizada y la palabra más mencionada por los entrevistados fue la de “saboteo”, versión propalada por un reducido grupo de personas.

Un efectivo de Polilara opinó que cuando una persona empieza a correr, el resto también lo hace por el miedo a que se materialice un saqueo colectivo.

Sergio Martínez, un comerciante informal, coincidió con el funcionario policial y pidió a los ciudadanos mantener la calma. “No podemos hacernos eco de cosas que no están pasando”.

Los rumores estuvieron en auge entre los comerciantes del centro de Barquisimeto durante esa tarde. Algunos hechos fueron confirmados por los trabajadores y otros fueron desestimados.

HERMANN GONZALEZ – EL IMPULSO