Regionales
La violencia afecta el alma y espíritu del país
Regionales

La violencia es un mal que ha ido galopando en nuestro país y atacado despiadadamente a los niños y adolescentes, quienes son los más vulnerables.

Durante el 2014 se registraron 5.456 casos en contra de menores de 18 años, sufriendo un incremento de 32% en comparación con el 2013. Al observar el panorama nada alentador, creen que las cifras seguirán subiendo, según estudios realizados por la organización Cecodap.

Dicho organismo tiene 24 años trabajando en promoción y defensa de los Derechos Humanos de la niñez y la adolescencia, haciendo énfasis en la construcción de una convivencia sin violencia.

Según los resultados del estudio, el homicidio entra dentro de la violencia social y el mismo se incrementó 2,21% en comparación con el año anterior del estudio.

En el 2014 se contabilizaron 692 crímenes en todo el país, donde se aprecia que afecta mayoritariamente a adolescentes entre 13 a 17 años con 665 hechos (96%) y de 0 a 12 años con 27 casos, 74 femeninos y 618 en masculino que representa el 89%.

Entre las razones del por qué fueron asesinados, 314 casos se desconocen o no se mencionan, 137 por ajuste de cuenta o venganza, 87 han muerto en robos, 54 que fueron víctimas de una bala perdida o quedaron en línea de fuego, 32 por riñas, 12 por enfrentamiento entre bandas, en 7 casos que han sido confundidos con otros, en tiroteos y el cumplimiento de amenazas de muertes, en 6 producidos por gatillos alegres y sicariatos, 23 casos entran en el renglón de otros, donde estipula hechos como: ajusticiamiento, secuestros, testigos de homicidio y linchamientos, entre otros hechos más.

Lara no escapa de esa realidad: se presentaron 80 víctimas fatales, 74 masculinos y seis femeninas, representando 11% del total de los casos y poniéndonos en el cuarto lugar, llevando la batuta Miranda, Carabobo y Aragua.

Una epidemia

Fernando Pereira, coordinador general de Cecodap y Orientador educativo, indica que la tendencia de los homicidios en el país, es que suban.

Del año 1997 al 2009 se duplicó y la tasa entre adolescentes de 12 a 17 años y entre edades de 15 a 17 años, se triplicó. “Esto afecta el alma y espíritu de nuestro país, porque son ellos el futuro y es como una epidemia que los está acabando”, destaca.

El especialista explica que la misma cantidad de niños que se salvaron en Venezuela cuando fueron ingresados a los planes de inmunización, a través de los programas gratuitos de vacunación, son las vidas que hoy en día se están perdiendo y cuando apenas se encuentran en su etapa de la adolescencia.

Delinquen por doquier

Dentro del estudio realizado por Cecodap, también se encuentran las estadísticas de los adolescentes involucrados en diversos hechos delictivos.

Según 2.309 casos que tienen recopilados, 833 se debe a la participación en robos, 306 con el narcotráfico, 264 involucrados en homicidios, 213 retenidos en manifestaciones, 140 por porte de armas de fuego, 95 por estar en las calles sin representantes, 51 solicitados, 47 en matinés, 34 por abuso sexual, 32 involucrados en secuestros, 30 por robos de escuelas, 18 detenciones injustificadas y 259 involucrados en extorsiones, enfrentamientos, ajusticiamientos, disturbios, entre otros hechos delictivos.

Se registró un aumento importante de 70%, de los menores de edad como agentes de algún hecho delictivo al pasar de 1.358 en 2013 a 3.209 en el 2014. 61% de los delitos en los que adolescentes se ven involucrados son robos en 36,03%, seguido del tráfico de drogas con 13,25% y homicidios (11,43%)

Predominan los adolescentes del sexo masculino como agentes de hechos delictivos. Sin embargo, se registró un aumento del 76% en la participación de féminas.

En este aspecto Lara se posiciona en el noveno lugar con 101 detenidos que representa tan solo el 5 % del total de casos reportados.

Sumados a actividades

Edilberto León, director de Seguridad y Orden Público del estado Lara, indica que una de las razones por las que los adolescentes se ven involucrados en hechos delictivos es que los adultos los captan en la misma comunidad prometiéndoles darle una mejor vida y ellos por ser personas muchas veces inmaduras son manipulados.

La razón es que los delincuentes mayores se cubren las espaldas con estos muchachos, convirtiéndolos en sus escudos y protectores.

A la hora de ser detenidos por algún organismo de seguridad no tienen sanciones tan fuertes, pues el máximo de una pena que puede cumplir un adolescente es de 5 años y es por delitos como homicidio y secuestro.

León comenta que para ello se debe combatir los ratos de ocios que pueden tener estos jóvenes en su comunidad y con el Plan Fénix, realizado desde la Gobernación se busca su integración en ámbitos sociales, culturales y deportivos, pero hace falta la participación activa de los adolescentes así como de sus padres con la finalidad de que no descuiden a esos muchachos que están en formación y que deben velar para que se conviertan en el futuro productivo del país.

Desde el 2008 el Estado no da cifras oficiales

La organización Cecodap por los Derechos de la Niñez y Adolescencia, desde 1984 cuando inició sus trabajos, comenzó a hacer informes de la calidad de vida de los infantes y los jóvenes, así como del respeto a sus derechos y cumplimientos de sus deberes.

Desde el año 90 cuando la protección de los niños y adolescentes pasa a formar parte de la legislación venezolana, se comenzó a hacer seguimiento de las distintas formas de violencia y se evidenció que el mismo iba creciendo desmedidamente.

Los estudios eran realizados con las cifras oficiales porque se tenía acceso a los casos dados por los diversos cuerpos de seguridad como era el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Guardia Nacional, así como Ministerio Público, entre todos aquellos organismos o instituciones que tenían la información requerida por el Cecodap.

Desde el año 2008 el Gobierno nacional prohibió que salieran a la luz pública aquellos números para ellos negativos en los cuales se reflejaran las incidencias delictivas y muertes que se registraban en el país.

Si bien Cecodap ya no maneja cifras oficiales, no han parado de generar sus informes, y los elabora a través de muestras que han tomado de los medios de comunicación de Venezuela.

Para el informe del 2014, seleccionaron 43 periódicos, de los cuales nueve son de circulación nacional, y 34 a nivel regional, entre ellos EL IMPULSO.

Fernando Pereira, coordinador de Cecodap, indica que está al tanto que en los medios de comunicación nacional son reflejados los hechos de más connotación y no todos, sabe que están quedando muchos subregistros de la violencia que involucra a infantes y adolescentes, por lo que ve con gran preocupación lo que ocurre en el país.

 

Con información de: El Impulso