Regionales
La virgen india de Aregue celebrará su día
Regionales

Católico y humilde, fiel a sus principio y pujante. Aregue prepara los últimos detalles para recibir de vuelta a la virgen india, Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, quien tras su peregrinar de varias semanas por las parroquias de Carora, regresará el próximo sábado 3, acompañada de un río de fe, que transitará más de 11 kilómetros para escoltarla hasta su morada en las solemnidades.

De rasgos aborígenes y piel morena, la patrona de la Diócesis de Carora, será recibida por sus fieles, junto al Nuncio Apostólico, Aldo Giordano, y el obispo de Carora, monseñor Luis Armando Tineo Rivera, representantes de la iglesia, quienes durante los siguientes días cumplirán con una ajustada agenda, cuyo propósito será reencontrar a los devotos con su iglesia.

“La Chiquinquirá es un icono que convoca a transitar el camino de Jesucristo”, comentó monseñor Tineo , quien destacó que el centro del culto católico no es la virgen María, sino el camino hacia el Salvador, Jesucristo, a quien ella como madre lleva en sus brazos.

La devoción de más de 400 años, que se conserva intacta y transmite entre generaciones, verá cumplido un nuevo ciclo el domingo 4 de octubre, cuando el representante del Papa para la iglesia venezolana, presida la misa central a las 10:00 de la mañana en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá, en Aregue.

 

Tineo Rivera describió esta agenda como un ejercicio de fe y esperanza en medio de una sociedad conflictiva, de desconfianza, inseguridad, colas y polarización. “Es una bocanada de aire fresco, que permite olvidar las diferencias… Es impresionante ver personas de todas las clases, profesiones y lugares hermanados en esta gran fiesta de la fe”.

Definió el encuentro como una contribución a la convivencia y reconciliación entre venezolanos.

De historia y de fe
La imagen de la virgen, rodeada de San Antonio de Padua y San Andrés, se expresa en un lienzo de más de 400 años, incluso más antiguo que el retablo de la Chinita de Maracaibo.

Monseñor Tineo afirma que no existe una historia acordada sobre su origen. Lo cierto es que el paño pintado era venerado por los indígenas en la antigua frontera de Falcón y Lara, ruta de salida de los productos por Coro y de la entrada de inmigrantes.

Fueron los indios los que llevaron a la virgen hasta el santuario y construyeron el pueblo alrededor de su templo, donde por tradición se han encontrado confesores y peregrinos para pagar promesas o dar gracias a Dios.

Algunos historiadores refieren que el lienzo proviene de España y otros de Colombia, a exactitud no se conoce su origen. Sin embargo, su destino era Lara, puesto que el Niño Jesús que la Chiquinquirá lleva en brazos, tiene en su mano un cardenal, pájaro autóctono de la región. Su nombre originario era la virgen del Rosario, pero fue la fe popular de los indios adoctrinados por padres misioneros, que la nombró Chiquinquirá, voz aborigen que se traduce en “lugar pantanoso y cubierto de niebla”, expresión que describía la escena de Aregue Viejo, tierra que era inundada por el río Morere en época de lluvia.

En la actualidad la virgen es la patrona principal de la Diócesis de Carora

Una imagen real
Monseñor Tineo no sólo destaca que la virgen de Chiquinquirá de Aregue es una de las 10 más veneradas de Venezuela. También subraya el realismo de la pintura. “Es una de las muestras marianas más expresivas de la afinidad de la madre y el hijo….el lienzo cuenta con detalles impresionantes”, comentó.

Y es que quizás fue esta una de las razones por las cuales existió tanto respeto y fe por parte de los indios que edificaron su pueblo alrededor del templo de la Chiquinquirá.

Sus rasgos aborígenes la acercan al pueblo y aunque proviene de la época del virreinato de Santa Fe, su creencia no es propia de manos blancas, sino de manos indígenas

Año jubilar
Con este aniversario, inicia el año jubilar de su coronación canónica, tras cinco décadas de que el Sumo Pontífice reconociera y honrara la imagen de la virgen de Chiquinquirá de Aregue, como una de las más veneradas y auténticas del país, entre otras setenta advocaciones, como la virgen de Coromoto, del Valle, Chinita de Maracaibo y Divina Pastora. Esto motivado por su historia y fiel feligresía.

Visitar Aregue y no pasar por el Santuario de la Virgen de Chiquinquirá sería una parada sin sentido, en opinión de monseñor

Actividades por la virgen India
El primer domingo de cada mes de octubre el municipio Torres celebra la solemnidad de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá de Aregue. Pero en 2015, la festividad inició anticipadamente, con la visita de la virgen a las parroquias de la Diócesis de Carora.

Así lo expuso monseñor Tineo Rivera, quien relató que desde el domingo 6 de septiembre y hasta el sábado 3 de octubre, la imagen sale de Aregue hacia Carora para visitar las parroquias de la ciudad, además del sector Las Palmita, por la carretera Lara-Zulia, la zona rural de Altagracia y el Hospitalito de las Hermanitas de los Pobres.

Al culminar su recorrido retornará a la Catedral de Carora, iglesia San Juan Bautista frente a la Plaza Bolívar, en la zona colonial, la cual data de los años 1.600.

Como parte de la agenda solemne el viernes 2 el Nuncio Apostólico, Aldo Giordano, realizará su primera visita a la Diócesis de Carora, donde celebrará una misa en la catedral a las 6:00 de la tarde, con la pastoral juvenil y coros parroquiales de la ciudad.

La imagen de virgen será llevada a las afueras de la iglesia, donde la homenajearán con una serenata de músicos caroreños.

El día domingo en Aregue, a las 10 de la mañana, celebrarán la misa principal de la agenda, la cual será presidida por Aldo Giordano.

Durante los días sucesivos habrá una gran peregrinación por el municipio. Las 27 parroquias de la Diócesis de Carora le devolverán la visita a la virgen y, con sus párrocos a la cabeza, visitarán el templo en Aregue.

Procesión con la virgen, caminos de fe
Durante tres décadas la solemnidad ha estado precedida de una gran caminata de fe.

“Se parece a los recorridos de la Divina Pastora y en el fondo es la misma virgen”, comentó el obispo de Carora, quien detalló que en esta oportunidad, la acostumbrada Marcha de la Fe, de Jesús con María, saldrá de Carora a las 4:30 de la madrugada, del sábado 3 de octubre, con destino a Aregue.

Se trata de aproximadamente 11 kilómetros de recorrido entre oraciones, rosarios y canto, para los cuales se reunieron en 2014 más de 50 mil personas. En 2015 esperan superar la cifra.

Se calcula que la feligresía arribe a Aregue a las 10:00 de la mañana. Sin embargo, a lo largo del recorrido habrá tarimas, donde harán presencia sacerdotes y agrupaciones musicales. Agua y frutas para el prójimo, serán parte de las ofrendas que este día brindan las familias a los peregrinos .

Monseñor aseguró que la marcha es “alegre” y que la virgen recorrerá el trayecto en su Chiquimovil.

Vale destacar que en la entrada de Aregue, la virgen será esperada por el Nuncio Apostólico, el monseñor de Carora y el clero. Será acompañada en procesión por las calles de Aregue, hasta su iglesia.

Tras su llegada al templo celebrarán la misa solemne con los peregrinos.

El nuncio continua
Seguidamente el día lunes el nuncio visitará Altagracia y sus viñedos, a fin de conocer dónde se fabrica el vino que se provee a las iglesias para la consagración en las misas.

El mismo día, por primera vez en la historia, un Nuncio Apostólico visitará Siquisique, municipio Urdaneta, zona de la diócesis en la cual la envestidura no había hecho presencia. Sostendrá encuentros con habitantes de Santa Inés, Moroturo, Aguada Grande y San José de Siquisique.

En su función de representar al Papa ante la iglesia de cada país y personificar el decano del cuerpo diplomático, realizará sólo visitas a civiles.

 

Con Información de: El Impulso Rosmir Sivira