Regionales
Lara: Dos protestas generan caos en la Intercomunal
Regionales

Ausencia de agua los llevó a tomar la vía.

Por: Luis Alberto Perozo Padua.

Cercano a las siete de la mañana de este martes, unos treinta vecinos de La Piedad, un populoso sector de la parroquia José Gregorio Bastidas, tras quince días sin recibir agua por tubería, decidieron cerrar el paso en la avenida Intercomunal Barquisimeto-Acarigua, precisamente en el semáforo de la intersección de esa comunidad.

En menos de veinte minutos se generó un caos vehicular de grandes proporciones, en los cuatro canales de la pista.

Con palos, piedras y toda clase de objetos, los habitantes de La Piedad impidieron el tránsito y se apostaron con sus pancartas delante de los automotores.

Al sitio llegaron varias comisiones de la Guardia Nacional y la Policía de Lara, para persuadir a los manifestantes a abrir el paso, pero hubo resistencia al diálogo en solicitud de agua. “Hasta que no venga el representante de Hidrolara y se comprometa a soltar el agua para la comunidad no habrá paso”, advirtió una mujer que lideraba la tranca.

Sin respuestas de Hidrolara

Wilmer Pérez, habitante de La Piedad Sur, indicó que luego de una gran asamblea de ciudadanos realizada el lunes en la noche, acordaron hacer varias protestas en con cierre de vías hasta tanto no obtengan el beneficio del agua.

“Hace más de un mes, toda La Piedad ha sido afectada con la escasez de agua, pero desde hace quince días, no vemos ni una gota salir de las tuberías”, precisó Pérez.

Expresó sus excusas a los posibles daños generados a los usuarios de la troncal, “pero es la única manera que Hidrolara nos escuche, dado hemos realizado un sinfín de propuestas sin respuestas”.

Carmen Gutiérrez, manifestó de forma jocosa que: “No tenemos comida, no hay pañales, pero ahora la situación sanitaria se agrava por la falta de agua”.

Pared a punto de desplome en escuela caldeó ánimos

Padres y representantes de la Escuela Herman Garmendia del caserío Los Naranjillos, alarmados por el peligro que corren los alumnos de educación inicial, tras la inclinación e inestabilidad de una pared perimetral, armaron sus pancartas, cargaron con palos, piedras y cuanto cachivache encontraron en el camino, para cerrar el paso automotor por la avenida Intercomunal, justo en la intersección La Campiña.

Daño a los niños

María Alvarado y Freddy Meléndez, luchadores sociales indicaron que por primera vez en la historia del caserío, que la comunidad enardecida sale a tomar las calles, por tanto ofrecieron disculpas a los conductores.

“Tanto la Gobernación de Lara como el Ministerio de Educación, no han dado respuesta a tan alarmante situación, pues hay una pared perimetral a punto de caerse, escenario que se ha reportado desde hace seis años y ahora muestra señales de desplome”, declararon, agregando que el muro coloca en peligro a una matrícula que supera los 350 estudiantes.

La situación la han reportado ante las autoridades escolares regionales y nacionales desde el año 2008 pero en la víspera del ciclo invernal, hay el temor que la pared ceda y sepulte a los escolares.

Los Naranjillos relegado

Meléndez, por su parte, acotó que con la construcción del Estadio Metropolitano, se prometió rehabilitar el caserío, pero la empresa constructora se fue intempestivamente y Los Naranjillos quedó en el olvido. Las arterias viales deplorables dan cuenta de la desidia y las calles alternas del estadio se encuentran destruidas.

Foto: Luis Perozo

El Impulso