Regionales
Llegó la res importada a precio justo a Valencia
Regionales

Aproximadamente 39.200 kilos de carne de ganado importada han vendido a no menos de 5.600 personas que desde el jueves 13 de agosto acuden e incluso pernoctan en las afueras de una carnicería de la avenida Enrique Tejera.

Ender Pineda, gerente de la firma, explicó que este rubro lo suministra Alimentos Carabobo (Alinca), una empresa creada por el gobierno regional, responsable de hacer la distribución de la carne a negocios en Valencia.

El empresario refirió que, además de este comercio, algunos frigoríficos como Los Samanes, La Suerte, El Rey de Las Carnes y Carnicería El Samán en Yagua distribuyen el producto de Alinca.

La venta se realiza de acuerdo con el orden de llegada. La población atendida por día es de 800 clientes, que tienen la oportunidad de llevarse un máximo de 7 kilos de carne a Bs 250, para un saldo total de Bs 1.750.

Explicó que el ganado llegó vivo a Puerto Cabello y de allí es trasladado a los mataderos Caracas y Turmero, ubicados en Aragua. Desde allí llevan la carne en canal a este negocio, que ha recibido 200 reses en siete días.

En total suman aproximadamente 40 mil kilos expedidos a los consumidores.

A fin de cumplir con la meta de despacho diario, subrayó Pineda, el negocio cuenta con 19 carniceros que trabajan durante 14 horas, mientras que de la organización y control de las colas se encargan durante el día las policías Municipal y de Carabobo, bajo la supervisión de miembros de las vocerías de alimentación de los consejos comunales y Fiscales Populares de la Superintendencia de Derechos del Consumidor (Sundee).

El comerciante reiteró en todo momento a Últimas Noticias que sólo de esta forma es posible cumplir con la regulación del gobierno, porque comprado directamente a los mataderos “ya se está pagando a Bs 490 en canal, muy por encima de la regulación de venta al público (Bs 250)”.

Esta mercancía es parte de los 16.578.100 kilos entre pollo, carne, leche y margarina llegados recientemente al muelle 22 de Puerto Cabello, en el buque San Andrés, de nacionalidad liberiana.
El gremio

Carlos Albornoz, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), explicó que esta importación de alimentos es un paliativo, pero no representa la solución estructural que requiere el sector ganadero. Argumenta que es necesario establecer políticas que permitan soluciones para recuperar el rebaño venezolano.

Por eso, presentó al Ejecutivo una propuesta a 180 días para elevar la producción de carne en 10% y de leche en 15%.

Con la puesta en marcha de este plan, Albornoz estima que pueden disminuir de forma paulatina las fallas de distribución en estos rubros.

Fuente: Lazaro Yanez – Ultimas Noticias