Regionales
Mafias ‘tejen’ su negocio alrededor de hospitales
Regionales

Los decomisos de insumos médico-quirúrgicos y medicamentos en los alrededores del Hospital Universitario de Maracaibo y la Maternidad Castillo Plaza es una muestra del negocio que las mafias tejen con la reventa de estos productos alrededor de  los centros asistenciales públicos.

 

Durante los últimos seis meses, los insumos recuperados   han sido valorados en 10 millones de bolívares. En el operativo más reciente el monto del material  ascendió a 3 millones de bolívares, según el reporte levantado por las autoridades policiales y el departamento de seguridad del HUM.

 

Los comerciantes revenden a precios exorbitantes el material que extraen de manera ilegal de los mismos centros hospitalarios a plena luz del día. Ayer al mediodía el personal de seguridad del HUM detuvo en la puerta principal a dos personas con una caja de guantes y soluciones fisiológicas. Los involucrados fueron llevados al  Dibise.

 

Una solución fisiológica que no se consigue en las farmacias, en los quioscos puede costar entre 500 bolívares y 700 bolívares.

 

En el operativo realizado el 29 de octubre en las adyacencias de la Maternidad Castillo Plaza, los funcionarios hallaron en una venta de comida una nevera dispuestas para refresco llena de  las soluciones fisiológicas.

 

Los pacientes aseguran que no solo revenden en los puestos de afuera. En los pasillos de los hospitales hay quienes pasan pregonando el material que tienen para la venta.

 

“Yo compré un catéter para diálisis a un señor que andaba vendiendo por los pasillos, me costó 13.500, me vi en la necesidad de comprarlo porque no lo encontraba en ninguna parte de Maracaibo”, contó José Ramón Castro, paciente de Nefrología del HUM.

 

Tras las quejas de los usuarios, en junio de este año, frente al Materno de El Marite, se decomisaron varios lotes de material médico quirúrgico a vendedores informales, mientras puertas adentro las pacientes reciben un récipe con el kit de parto que deben llevar para ser atendidas.

 

“Para mi cesárea tuve que comprar los yelcos, la raquídea y  la sutura porque   sino no me ingresaban”, expuso Elizabeth Molero.

 

Los jelcos, suturas, jeringas y guantes son los productos que más se encontraron durante el último decomiso, según John Henríquez, adjunto al departamento de Seguridad del HUM.

 

A Jennyfer Nieto, usuaria del Hospital General del Sur, le tocó salir a comprar todos los medicamentos para que en la emergencia de ese centro asistencial le atendieran a su bebé.

 

“Llevé a mi bebé con una  crisis de asma y me pidieron Hidrocotizona, la inyectadora, las gotas de Salbutamol y el equipo de terapia, es decir, la mascarilla que tenía un costo de 1.200 bolívares, lo único que tenía el hospital era la solución y la presión de aire”, dijo.

 

“Lo peor es que uno sale fuera de la emergencia y están los vendedores con sus mesitas con todos los insumos que, con personas de adentro, sacan del hospital”, denunció Irving Carrizo.

 

Samuel Viloria, director del Hospital Universitario de Maracaibo, destacó que no todo el material que han decomisado alrededor del HUM es de este centro de salud. “En los operativos realizados localizamos medicamentos con el logo del Ivss. Este es un problema que presentan todos los hospitales y al que le estamos haciendo frente. Hemos levantado procedimientos administrativos y estamos haciendo seguimiento a cierto personal que está incurriendo en esta mala práctica que atenta contra la salud de los pacientes”, expuso Viloria.

 

Indicó que a cada rato tienen que desalojar a vendedores que quieren apostarse en las aceras dentro del ár    ea hospitalaria.

 

“Es una tarea compleja que estamos trabajando con la concienciación del personal. Acá hay 5.700 trabajadores y transitan al día un promedio de 30 mil personas”, dijo Viloria.

 

El ministro de Salud, Henry Ventura,   al ser consultado, en su reciente visita a Maracaibo, sobre las mafias que bachaquean los insumos respondió que a través de las contralorías sociales atacarán la extracción de material médico quirúrgico de los centros de salud.

 

“A través de una resolución, hemos creado las contralorías  sociales en los hospitales que las conforman los médicos, las enfermeras, el poder popular, quienes le hacen seguimiento control y evaluación a los medicamentos  en las emergencias y en los depósitos”.

 

Con Información de: Panorama / Carolina Bracho