Regionales
Marabinos dan prioridad a la compra de ropa y zapatos
Regionales

Cuando faltan solo cuatro días para Navidad, los zulianos están realizando los últimos recorridos por los establecimientos comerciales en busca de los juguetes y ropa que estrenarán los niños.

 

Con un ambiente diferente al acostumbrado a ver en años anteriores para esta época, los centros comerciales no estuvieron tan concurridos este fin de semana. Los comerciantes dicen que “las ventas están bajas” y los compradores se quejan de que “todo está caro”.

 

Calzados, ropa y juguetes son la prioridad para los padres que dispusieron parte de sus ingresos y seguir con la tradición decembrina de estrenar y regalar en Navidad.

 

Reinaldo Briceño logró comprarle la bicicleta que su niño le pidió en la carta al Niño Jesús. “No fue fácil, pero lo logré para que mi niño no pierda la ilusión de recibir su regalo en esta fecha. La situación económica del país impide hacer gastos a los que anteriormente estábamos acostumbrados”, expresó Briceño.

 

“Afortunadamente, tengo un solo hijo y no imagino cómo hacen los padres que tienen tres y cuatro muchachos para poder comprarles ropa y juguetes, porque todo está por las nubes”, agregó.

 

Amanda Fuenmayor, docente y madre de dos niños, manifestó haber recorrido varios centros comerciales desde que le pagaron las utilidades. “Lo primero que compré fueron los zapatos y los juguetes aprovechando aquellas tiendas que inspeccionó la Sundee y ofrecieron el 30% de descuento”.

 

“Agregó:”No hay mucho movimiento como en otros años, pero también se debe a que los comerciantes venden a precios impagables. Quieren tener la ganancia del día con una sola pieza que venden. Aún me faltan los pantalones para lo que necesito unos 20 mil bolívares para comprar dos”.

 

A las malas ventas se refirió Eduardo Gutiérrez, comerciante del centro comercial Gran Bazar. “Sabíamos que no iba a ser tan bueno como otros tiempos, pero superó nuestras espectativas. No hay ventas y muchos comerciantes ni siquiera invirtieron porque las ventas venían muy bajas”, expresó.

 

Gutiérrez explicó que la ganancia del año se ve  en diciembre, de allí se determina la inversión que hará el próximo año. “Muchos cerrarán sus locales porque si no puedes generar ganancias que sentido tiene tener un negocio”.

 

Albin Pernía, vendedora de dulces y bebidas, expresó que el bajo movimiento de personas afecta sus ventas.

 

“Ni para el pote me han dado”.

 

Las zapaterías fueron los establecimientos con más afluencia de compradores durante el fin de semana. Nidia Rincón, estudiante, expuso que recorrió varias buscando precios accesibles.

 

“Compré los zapatos de mis dos niñas con 25 mil bolívares. No creo que le duren todo el año, pero con el dinero tengo que comprar ropa, juguetes y hasta comprar la cena para Navidad. No sé cómo hice, pero logré estirar la plata. Espero que en los años venideros la economía mejore”.

 

Con Información de: Panorama / Carolina Bracho