Regionales
Médicos del servicio de gineco-obstetricia no son responsables de crisis en el Hospital
Regionales

Una disculpa pública exigen los médicos adjuntos y residentes del servicio de gineco-obstetricia del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), ante las acusaciones de ser responsables de la situación crítica por la que pasa la institución.

Mediante una carta dirigida a la dirección del Hospital, ejercida por Francisco Rojas, y a la dirección sectorial de Salud, encabezada por el doctor Ruy Medina, los galenos expresaron las realidades por las cuales día a día se ven afectados como trabajadores del centro hospitalario.

“Queremos hacer saber a la colectividad larense que nosotros,s los médicos del servicio de gineco-obsetricia no solo hemos trabajado sin recursos, sino que también hemos puesto de nuestros bolsillos para que las pacientes puedan ser atendidas”, refleja el documento que fue firmado por los galenos .

Señalan que siempre son los doctores quienes deben dar la cara y por lo tanto, los cuestionados por las familias, sin embargo poco se toma en cuenta la situación en la que se labora en el Hcuamp. Afirman que se ejerce con las uñas y que los insumos que son solicitados por los médicos, se piden porque son de suma importancia para lograr atender a las pacientes.

 

José Sarmiento, médico adjunto de gineco-obstetricia, indicó que constantemente los galenos son tildados de ladrones ya que han optado por hacer uso de los materiales que algunas veces les sobran a parturientas y así contribuir para no exigir tantos insumos. Ante semejante señalamiento tomaron la decisión de evitar el traspaso de los mismos.

Como “una bomba que explotó de repente”, definen la gran cantidad de denuncias que se han presentado, posteriores a las declaraciones por parte del médico residente, Bernaind Castellano. La sala de parto del Hcuamp, fue el epicentro de todo lo que se ha ido develando durante las últimas semanas.

El gremio médico, especialmente en gineco-obstetricia, se encuentra abierto a las investigaciones que consideran deben realizarse en relación a las muertes que han ocurrido en el caso de pacientes de sala de parto, así como los otros problemas que pueden existir en el área y que competan a los mismos.

Afirman que la gran afluencia de parturientas referidas de centros asistenciales adyacentes a Lara, significa un descontrol que se presenta en el servicio, pues se ven obligados a atender a todo tipo de casos que en ocasiones pueden ser asistidos en otras instituciones.

Esperan que la circunstancia sea solventada, así como que las investigaciones sean llevadas a cabo para así determinar las causas que han ocasionado muertes.

Sin tildes políticos
Galenos del servicio de gineco-obstetricia señalaron como “criminal” el hecho de darle un matiz partidista al tema de la salud. Acotaron que los mayores afectados son quienes asisten a los centros hospitalarios y se encuentran con la realidad de que no hay insumos para ser atendidos.

Las coyunturas políticas evitan que todos los factores relacionados al tema se logren sentar en una mesa de trabajo en donde se dé solución, tratándose no solo de directivos, médicos y ministros, sino también representación de los afectados y de cada departamento que hace vida en el Hcuamp.

Esperan que se tome en cuenta la realidad en la que se labora y se aporten soluciones y no en apuntar de quién es la culpa. La ausencia de personal provoca un gran descontrol, el cual muchas veces incide en que los pacientes no sean atendidos de la mejor manera. Esto significa otro problema que se debe considerar para garantizar un buen servicio.

“Actualmente la salud pública no es gratuita”, expresó por último Sarmiento, en relación a los múltiples insumos que el paciente se ve obligado a adquirir, permanecen optimistas a que más pronto que tarde se recupere el sector salud.

 

Con Información de: El impulso / Maria Fernanda Peñalver