Regionales
Médicos en Lara se declaran en conflicto
Regionales

Médicos del estado Lara dependientes del presupuesto nacional, se declararon ayer en conflicto y ratificaron el llamado a paro de las intervenciones electivas y consultas externas en el Hospital Central Antonio María Pineda, como medida de protesta ante las deudas acumuladas de la falta de pagos del aumento del 75%, decretado por el Ejecutivo nacional y que no han disfrutado en los últimos cinco meses.

 

En asamblea, con la presencia mayoritaria de los jefes de servicio y adjuntos, apoyados por la Sociedad de Médicos Residentes e Internos, los profesionales de la medicina dieron a conocer la grave crisis económica por la que atraviesan en la actualidad.

 

El presidente del Somir, Juan Manuel García, expresó: “Los médicos dependientes del presupuesto nacional tienen cinco meses cobrando lo básico, un promedio de 3 mil bolívares mensuales que no les alcanza para cubrir sus necesidades principales. El conflicto seguirá hasta tanto se nos dé una respuesta por parte del Ministerio de Salud y recibamos los pagos como fueron establecidos”.

 

Deficiencias

 

Por otra parte, los médicos destacaron los principales problemas que afectan a los servicios del principal centro asistencial de Centroccidente. En el Servicio de Cirugías, el déficit de especialistas ha dejado dos claves de guardia acéfalas. Muchos se han ido debido a la falta de pagos en la institución.

 

“Sólo contamos con 8 cirujanos que hacen guardias, de esos tres son nuevo ingreso que en el año no han cobrado su sueldo”, indicó Karla Izarra, médico cirujano del Hcamp.

 

El salario de estos médicos cirujanos es de Bs. 4.600 y los bonos nocturnos poco llegan completos.

 

“No tenemos cargo, acá lo que tenemos son cargos anuales. El último cargo fijo por concurso se otorgó hace seis años y existen personas calificadas que han querido venir a trabajar y desde Sanidad no abren cargos”.

 

Igualmente, la jefa del Servicio de Anestesiología, Yolanda Saravia, expresó que su sueldo mensual es de Bs. 2313, 56, luego de diez años de ser especialista.

 

“Es una situación deplorable para el médico, es bajar a lo mínimo en todos sus aspectos. Nuestra principal solicitud es que se paguen las deudas que tenemos y se nos dé el salario que de verdad nos merecemos. A ello se suma que el Hospital no cuente con todos los insumos, los equipos están viejos”.

 

En un año, se han retirado de la institución 12 anestesiólogos, cargos que hasta la fecha no han logrado ser repuestos por los bajos sueldos ofrecidos.

 

Sin antirretrovirales

 

La Dra. Elida Dapena, médico pediatra, destacó la grave situación que padecen en el servicio de inmunología, donde la falta de antirretrovirales para el tratamiento del VIH-Sida de los niños complica la atención.

 

“Catorce niños del servicio tienen tres semanas sin recibir tratamiento, porque no llegan los medicamentos. Tenemos un registro de 4 mil pacientes de los cuales sólo 1600 están recibiendo sus tratamientos”.

 

La crisis para los médicos no sólo es económica, al contrario, se han dispuesto a luchar también por los derechos de los pacientes, quienes en muchas ocasiones no reciben una salud gratuita debido a la falta de insumos y equipos para la realización de exámenes.

 

(Con información de  Marianli Suárez Valera de El Impulso)