Regionales
Niños recibieron juguetes de la Fundación Dejando Huellas
Regionales

La mañana cambió con el sonar de una campanita seguido de cantos y el toque de instrumentos musicales provocando que más de un padre saliera a ver de qué se trataba.

Como ya es tradición cada 24 de diciembre, día en que se celebra el nacimiento de Jesucristo, la Fundación del niño Dejando Huellas organiza la visita el Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga donde entregan juguetes a los pequeños que permanecen hospitalizados.
El jueves después de hacer un censo a las 6:00 de la mañana para determinar la cantidad de niños que se encontraban en el centro de salud ese día, San Nicolás junto a las muñecas vivientes y cantando villancicos recorrieron cada pasillo desde las 10:00 de la mañana sorprendiendo a los 140 pequeños con regalos de Navidad, quienes dejaban ver su emoción y felicidad por ser recordados en un día tan especial.

Los juguetes que entregaron estaban acorde a la edad del niño y las condiciones, para quienes debían permanecer en cama les obsequiaron juegos didácticos que pudieran disfrutar cumpliendo su reposo, según lo informó Yamileth Silva, gerente de la fundación.

En la visita se unió el payaso Popiño para alegrarles las mañanas a los niños que por diversos motivos no pudieron estar en sus hogares, y otros que no cuentan con los recursos para adquirir un juguete para celebrar la Navidad.

“Este día es muy especial para todos los niños en el mundo, y es difícil para los 140 niños que hoy reciben la Navidad recluidos en este centro hospitalario, por eso cada año venimos llenos de energía para dejar nuestra huella y que la enfermedad de los niños pase a un segundo plano”, manifestó la Primera Dama, Marielba Díaz de Falcón, quien también estuvo presente y entregando obsequios.

Informó que está sería la última actividad de la época decembrina realizada por la Fundación del Niño, que desde noviembre estuvieron llevando a cabo la Ruta del Juguete, con la que visitaron los campos más humildes y alejados de la ciudad.

Fueron alrededor de 5000 juguetes los que la Fundación del Niño Dejando Huellas regaló esta navidad a los niños más humildes del Estado, entre donaciones, compromisos de la Primera Dama y las visitas a los municipios.

Obsequiando comida
En los alrededores del hospital también se observó como jóvenes entregaban desayunos de manera gratuita a los padres y niños que se encontraban esperando, como una manera de solidaridad en la mejor época del año para reencontrarse y ayudar a quien lo necesita.

 

Con Información : El Impulso / Maria Perez