Regionales
Obligan a carniceros del mercado Bella Vista a vender debajo de costos
Regionales

En lo que fue considerado como una arbitrariedad y una actitud revanchista, funcionarios de la Superintendencia de Precios Justos, conjuntamente con algunos miembros de consejos comunales, arremetieron contra los comerciantes de carne que operan en el mercado municipal Bella Vista.

“Esto es un atraco, como el que le hicieron a los del mercado Terepaima el año pasado”, expresó disgustado Jonathan Pire, uno de los comerciantes afectados.

Explicó que los funcionarios, en actitud amenazante, con unos voceros de consejos comunales, llegaron pidiéndoles facturas y otros documentos y luego les obligaron a vender la carne de res a 120 bolívares el kilo, además de aplicarles multas de hasta 3 mil bolívares a cada uno.

“Nosotros pagamos el kilo en canal a 200 bolívares, por lo que no podemos vender a un precio menor porque perdemos”, agregó otro comerciante.

Alí Colmenarez, regidor del mercado, calificó la inspección como una venganza porque hace dos semanas hicieron un operativo, donde se beneficiaron muchas personas con alimentos a bajos precios.

Según Colmenárez, durante la intervención, uno de los supuestos funcionarios de la Sundde le recriminó: “Esto es para que sigan haciendo operativitos”.

Indicó que la ofensiva contra los comerciantes allí instalados comenzó el pasado fin de semana y continuó este lunes.

Cuando periodistas de diferentes medios trataron de ubicar a los funcionarios de la Sundde que dirigieron la inspección, estos se habían marchado, justo cuando vieron la llegada de los reporteros.

A causa de esa incursión, este lunes permanecían vacías las cavas de los expendios cárnicos, salvo uno que estaba saliendo de la poca existencia que le quedaba.

“No venderemos más carne porque si compramos a 200 no podemos vender a 120, y lo mismo pasa con los pollos, que quieren obligarnos a vender a 65”, dijo uno de los Pire.

Giomar Rojas, director de Abastecimiento y Mercados de Iribarren, calificó lo ocurrido como un ataque a los mercados municipales de Iribarren.

“Esa es una cacería de brujas contra nosotros, pero no atacan a los mataderos ni a los distribuidores de la carne, sólo a los carniceros. Por qué no lo hicieron cuando Amalia Sáez?”, manifestó.

Preguntó por los 18 mil kilos de carne que se llevaron del mercado Terepaima el año pasado, arruinando a varios comerciantes

 

escrito originalmente por Hugo Boscán en ELIMPULSO