Regionales
Pacientes renales piden mayor presupuesto para unidades de diálisis
Regionales

Desde hace un año se comenzó a sentir la escasez de medicamentos e insumos en las unidades de diálisis en el estado Lara, pero en los últimos seis meses la situación se ha agravado, a tal punto de que a los pacientes ya no les realizan los exámenes de rutina, obligatorios cada mes para verificar como se encuentran los valores de las personas.

Actualmente, deben acudir a laboratorios privados pagando entres 3.000 a 4.000 bolívares.
A eso se le une que en algunas unidades; como en el Hospital Pastor Oropeza, han reducido las horas de sesiones a pesar de que lo recomendado son 4 horas por día para un total de 12 horas a la semana. En el caso de la unidad ubicada en el Hospital Central Antonio María Pineda; de 18 máquinas que tienen sólo se pueden usar 4.

Allí no están dializando a los pacientes positivos; son los que tienen enfermedades contagiosas, según lo indicado por Emil Alastre, quien debe viajar desde Carora todas las semanas para dializarse porque la unidad que se tenía prevista para esa localidad no tiene ni el 30% de avance, a pesar de la aprobación de tres presupuestos.

Caso similar se observa en El Tocuyo, que aunque la infraestructura fue culminada hace 10 años aproximadamente no se encuentra en funcionamiento, al parecer por problemas de cableado. Entre estos dos municipios viajan un aproximado de 700 personas con dificultades renales hasta Barquisimeto para pode cumplir con el tratamiento.

Por esta situación un grupo de pacientes decidió movilizarse hasta los entes gubernamentales para exigir que cumplan con las responsabilidades y lo establecido en ley; de garantizar los insumos y las condiciones mínima en materia de salud que permita preservar la vida.

Héctor Colmenárez, de la Fundación Amigos del Paciente Renal, informó que tuvieron una reunión con parlamentarios de la comisión de salud del Consejo Legislativo del estado Lara, donde la diputada Ana María de Palo se comprometió en exponer el caso ante el presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales.

Sin embargo, para tener una repuesta lo más pronto posible están evaluando movilizarse hasta la Asamblea Nacional y Miraflores, porque les preocupa que continúen las deficiencias y son sus vidas las que están en riesgo.

Piden que se incremente el presupuesto asignado para las unidades que actualmente corresponde a 845 bolívares por paciente que paga el Seguro Social, pero que ante la crisis que sufre el país se ha vuelto insuficiente, también exigen que medicamentos como el benutrex, ácido fólico, electroproyectina, los antihipertensivos sean garantizados.

Plantean que se haga una revisión de costo, que no se rebajen el número de diálisis a la semana, ni que se cierren unidades como sucedió el año pasado quedando 86 pacientes por fuera, más las 50 personas que aún esperan por ingresas al Hospital Pastor Oropeza.

 

Con Informacion de: El Impulso / Maria Fernanda Perez