Regionales
Policía estadal y GNB refuerzan dispositivo de seguridad para evitar saqueos en San Félix
Regionales

Los sucesos del viernes 31 de julio mantienen en vilo a todos los comerciantes de la avenida Manuel Piar de San Félix y del resto de la ciudad. La mayoría permanecen cerrados. Este domingo en la mañana el Mercado Municipal de Chirica decidió abrir sus puertas luego de que el viernes fue saqueada el área de charcutería, por lo que cerraron el sábado.

 

“Si los chinos están cerrados, Mercal, todo eso, ¿Dónde va a comprar la gente? Por eso fue que abrimos hoy (domingo)”, razonó Delimar López, administradora del mercado de Chirica. Con patrullas de la Policía del estado Bolívar (PEB) en las dos entradas del centro de compras, los vendedores continuaban atendiendo al público, pero la tensión reina en el ambiente.

 

A eso de las 9:00 de la mañana, la llegada de los funcionarios policiales impidió un intento de saqueo. “¡Van a saquear, van a saquear!”, gritó una vendedora de ropa, y eso causó el revuelo, relató Aura Caivet, quien vende aliños en la entrada del mercado.

 

Rememorando el punto de ebullición del viernes en la avenida Manuel Piar, Aura quiso dejar algo claro que “nada de lo que está pasando es planificado, como anda diciendo el gobernador (Francisco Rangel Gómez), aquí todo comenzó por el aumento del pasaje, que los autobuses rojitos (Transbolívar y Tucaroní) quieren cobrar 80 bolos”.

 

 

Tensión

Si bien no hubo saqueo, el mercado de Chirica se convirtió a las 10:00 de la mañana en una lluvia de reclamos. Usuarios y comerciantes rechazaban la falta de pronunciamiento del alcalde José Ramón López y los señalamientos del gobernador Francisco Rangel Gómez, que apuntaban los saqueos a una especie de sabotaje planificado.

 

“La gente de la comunidad ya está diciendo que mañana (lunes) va a ser peor”, resumía Yarly Calzadilla, vendedora de casabe en el centro de compras.

 

Eloy Toledo vociferaba, “la gente lo que tiene es hambre, aquí el primer bachaquero es Rangel Gómez, que no se monta en un bus, que no viene a un mercado, por eso es que él no sabe que lo que hay es hambre”.

 

En el lugar estuvo Wilson Castro, dirigente de Primero Justicia en Caroní y excandidato para la Alcaldía de Caroní. Escuchó los reclamos de usuarios y de comerciantes hasta que la administradora le solicitó marcharse “porque estamos al borde de un saqueo”.

 

 

Desabastecimiento

 

Para Yarly “claro que se veía venir algo así. Ve, yo le quería hacer una tortica a mi hija y la harina de trigo me la venden en mil bolívares el paquete”. Sus compañeras añadían que un paquete de 500 gramos de espaguetis vale 350 bolívares; la harina P.A.N. 350 bolívares; y así se extendía la lista de precios de los llamados ‘bachaqueros’ o revendedores, convertidos en alternativa para adquirir los productos de la canasta básica ante el desabastecimiento.

 

Delimar López indicó que “el mismo mercado de Chirica está desabastecido” por la situación actual del país, y que “el Gobierno nacional debe tomar las medidas para que la gente pueda comprar al precio que es (…) aquí los proveedores suben el precio prácticamente todos los días, la culpa no es de los vendedores”, afirmó la mujer, señalando falta de control por parte de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde).

 

“Aquí los vendedores le compran a los bachaqueros, porque son los únicos que tienen la mercancía”, aseguró López.

 

La administradora del mercado indicó que este lunes harán las estadísticas del total del saldo que dejó el saqueo al área de charcutería el viernes, sin embargo, habló de “pérdidas millonarias” pues no solo se llevaron los embutidos sino cargaron con rebanadoras, pesas, y el televisor plasma que había en el ala que alberga 23 locales.

 

Reveló que “los que generaron el problema eran personas con armas, con martillos, con todo, porque yo los vi”, tal y como relataron los comercios saqueados en la ruta I de Vista al Sol, el viernes.

 

Fuente: Correo del Caroní