Regionales
Pollo y leche peligran ante apagones en Zulia
Regionales

Las cuatro horas de racionamiento eléctrico inician hoy y ponen de cabeza a los sectores productivos del Zulia. En riesgo están 300 mil pollos y cerca de dos millones de litros de leche al día. Las cuentas aproximadas del impacto general apuntan a varios ámbitos de las actividades de prestación de servicios, universidades, comercios y centros médicos que no tienen generación eléctrica auxiliar y están en peligro. La alerta crece hacia la producción de alimentos.

 

Por: laverdad.com

 

La Verdad conoció de fuentes avícolas y agropecuarias las consecuencias tras la aplicación del plan de administración de cargas que corta el servicio eléctrico por cuatro horas. Desde las plantas de beneficios de pollos saltan estimaciones de que al paralizarse “una hora de producción” de aves se pierde la colocación de un promedio de siete mil 500 pollos.

 

En la media jornada de horario laboral se calculan 30 mil pollos, que multiplicados por los más de 10 centros de matanza de la región trepan a 300 mil animales. Cerca de 600 mil kilos de pollos que se retrasan colocar en las cadenas de comercialización para el consumo de las familias. En granjas se suman las complicaciones. En un galpón sin generador y bajo el plan de “ambiente tradicional” está peligrando el desarrollo de 10 mil emplumados que se engordan para el consumo humano.

 

Los productores agropecuarios también ponen las cuentas y advierten distorsiones en las cadenas alimenticias. “Si la leche no cuenta con enfriamiento se pone ácida, aumentan las bacterias y no sirve para la leche líquida (pasteurizada)”, señala Armando Quiroz, productor del Sur del Lago. Confagan estima que en Zulia no pasa el ordeño de dos millones de litros de leche al día. Cantidad que necesita del servicio eléctrico para conservar, procesar leche, y hasta ordeñar las vacas en casos de fincas tecnificadas.

 

José Vera, productor de Perijá, explica que algunas fincas podrán soportar el racionamiento si cuentan con plantas de 150 KVA para surtir sistemas de enfriamiento de mil 500 litros de leche, bombas de aguas y garantizar el ordeño de madrugada. Pero la indisponibilidad de medios alternativos de generación de electricidad condena la producción a buscar salidas inmediatas. “Pudiera desviarse la producción, hacer más queso que leche líquida”, resalta Jorge Núñez, presidente de Gadema.

 

Una finca desprovista del servicio pierde el ordeño del día por la calidad de la leche que debió estar refrigerada a menos de 4 grados. Sobre esa temperatura y pasadas las tres horas la producción aumenta la carga de bacterias, descartándose para la elaboración de quesos de rápido consumo.

Explosión de transformadores

Cayó la primera lluvia del año en Maracaibo y el ruido de transformadores explotando causó estragos en las comunidades de: Santa Clara, San José, Sabaneta, Haticos, Circunvalación 2, Cuatricentenario, Veritas.

 

Por más de siete horas los marabinos sufrieron por la espera del cambio de transformadores. Corpoelec no dio abasto para las llamadas de usuarios. La falta de recursos y equipos retrasó los operativos de restablecimiento del servicio público.