Regionales
Profesores ganan un 30% del promedio en la región
Regionales

En 2015 los profesores universitarios sobrepasaron el 100%, en los cuatro ajustes salariales recibidos desde enero, aún así el sueldo contemplado en la tabla salarial vigente revela que este personal devenga un 30% del promedio en América Latina.

 

En la II Convención Colectiva firmada para el sector recientemente  y en la que  la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv) salvó su voto, el sueldo mínimo para un profesor quedó en 19.148 bolívares representando un incremento hasta de 300%, tomando en cuenta la tabla salarial aprobada en la convención colectiva anterior y con la cual se sentaron a la mesa de discusión con el Gobierno nacional.

 

Aunque los porcentajes pudieran considerarse altos, el deterioro del salario de los profesores continúa siendo uno de los puntos álgidos de la crisis  en las universidades autónomas del país, pues la Fapuv considera que no es digno para quienes se dedican a formar a las nuevas generaciones de profesionales, labor que implica una continua actualización e investigación en función del desarrollo de la academia, razón por lo que continúan solicitando al Ministerio de Educación Universitaria una revisión de las mismas y mantienen un paro de actividades indefinido.

 

El Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología en la mesa de negociaciones de la segunda Convención Colectiva Universitaria   rechazaron las propuestas  de la representación gremial. Sin embargo, ese no fue impedimento para que la convención fuera aprobada, debido a que el resto de los sindicatos avaló la propuesta y la semana pasada comenzó a hacerse efectivo con el primer desembolso de los compromisos asentados en el acta.

 

Para Lourdes Ramírez de Viloria, presidenta de la Fapuv, “el salario de los docentes está en ruinas. El docente universitario en el país es el peor pagado en América Latina”.

 

De acuerdo con la tabla salarial aprobada por el gremio universitario un profesor a dedicación exclusiva de Venezuela gana al mes 36.812 bolívares, mientras que el promedio en el resto del continente es de 109.110 bolívares, es decir,  tres veces más aproximadamente.

 

Otros cargos como instructor a tiempo completo en el país devengan un salario de 19.648 bolívares, sus homólogos en la región tienen un promedio mensual   superior a  46 mil bolívares.

 

Cabe destacar que los docentes recibieron un ajuste en sus salarios en enero, febrero, mayo y el último, en julio.

 

El coordinador de la Federación de Trabajadores Universitarios (Ftuv), Carlos López, sindicato que apoyó la oferta gubernamental, detalló que en el caso de los docentes, un titular a tiempo completo ganará Bs. 31 mil 245 (ahora su sueldo es de Bs. 10 mil 635).

 

“Hay un aumento sustancial que tiene que ver con el incremento del salario mínimo desde el 2014 hasta la fecha, el cual compensará plenamente el ingreso de los trabajadores universitarios”, aseveró el dirigente gremial.

 

Aseveró además que estos nuevos salarios están siendo cancelados con retroactivo al mes de enero. Más de 9.000 millones de bolívares fueron transferidos por el Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología a las diferentes universidades del país.

 

La Fapuv, en reunión con el ministro de Educación Universitaria, Manuel Fernández, solicitó la rectificación en la diferencia interescala, es decir, la diferencia de sueldo entre un profesor instructor y un profesor asistente.

 

Según Ramírez de Viloria “históricamente estas estaban entre un 20% y 25% y en la nueva convención el porcentaje de diferencia disminuyó a 13%.

 

Karelis Fernández, presidenta de la Asociación de Profesores Universitarios de LUZ (Apuz), señaló que esta cláusula “es una violación constitucional, debido a que estos beneficios son imprescriptibles y progresivos, no se pueden desmejorar”.

 

A la espera de una revisión y ahora argumentando que en las universidades no están dadas las condiciones para reiniciar las clases, El ministro Fernández aseguró el martes que las tablas salariales se iban a quedar como están, los docentes están a la espera de una nueva convocatoria para “revisar y rectificar”.

 

“Sabemos que el mayor impacto lo sufren los estudiantes pero ésto no es solo en defensa de nuestro salario, sino de la calidad de la  formación de profesionales”, expresó la presidenta de Apuz.

 

Con Información de: Panorama / Carolina Bracho