Regionales
Sancionan a distribuidora de gas supervisada en Yaracuy por acapar 2.500 bombonas
Regionales

Entre miércoles y jueves se realizó una inspección a la empresa privada distribuidora de gas doméstico Gas Chiarini, en San Felipe, estado Yaracuy, donde se detectó que 2.570 bombonas registradas en su stock están fueran de circulación.

El director estadal de la Superintendencia de Precios Justos, Jhonny Moreno, indicó que en total se registraron 488 bombonas, de distintas capacidades, guardadas; 800 presuntamente dañadas; y 1.282 supuestamente en reparación, que en total suman las 2.570 unidades.

Moreno comentó que la empresa no cumplía con la distribución del gas en los sectores que cubre con sus rutas, por lo que se generó desabastecimiento en estas comunidades. Tras ello consejos comunales de la zona denunciaron la situación.

“La empresa debe cumplir un servicio para el que el Estado venezolano le dio la concesión, pero queda en evidencia que no cumplieron con su parte y, por el contrario, contribuyeron a la guerra económica que sectores de la ultraderecha impulsan para tratar de desestabilizar al país”, destacó el director de la Superintendencia.

Refirió que el delito imputado a la empresa es el de acaparamiento, contemplado en el artículo 54 de la Ley de Precios Justos, que establece que quien “restrinja la oferta, circulación o distribución de bienes regulados, retengan los mismos, con o sin ocultamiento, para provocar escasez o distorsiones de precios” incurre en el mencionado ilícito.

El caso pasó a la jurisdicción del Ministerio Público, que puede solicitar sanciones administrativas, que van en multas desde 1 a 50.000 unidades tributarias; o penales, con 8 a 10 años de prisión para los responsables.

Como medida preventiva se aplicó la ocupación temporal, cierre temporal y suspensión temporal de la licencia.

Carmen Peña, vocera del consejo comunal La Cuchilla, propuso la conformación una junta popular que se instale en la empresa y administre y controle la oportuna y justa distribución del producto entre las comunidades.

“El poder popular debe asumir la contraloría y distribución del gas. Estamos preparados y dispuestos a hacerlo”, subrayó.

El alcalde de San Felipe, Álex Sánchez, acotó que el Gobierno municipal se suma a la propuesta de impulsar acciones legales que vayan en procura de la mejor distribución del gas doméstico.

“Hay una evidente negligencia por parte de quienes llevan esta empresa, que se ve hacen con toda la intención de crear malestar en la población, como parte de ese plan golpista que llevan adelante quienes no creen en la democracia. Eso lo debemos enfrentar con mano dura”, subrayó.

 

AVN