Regionales
Se intensifica ola de protestas en Barquisimeto
Regionales

Las acciones de protesta por problemas de electricidad, agua, aseo, vialidad e inseguridad son cada vez más frecuentes en el estado Lara. Y es que, según el testimonio de los propios manifestantes, la única manera de que los gobernantes den respuestas oportunas a sus necesidades es presionando con el cierre temporal de vías principales.

Ayer, desde las 8:00 am, residentes del barrio Santo Domingo, sector Colinas de Navarro, trancaron la avenida Ribereña, a la altura de la calle 48 y la redoma de El Garabatal, con piedras, troncos de árboles, ramas y otros objetos, para exigir a Hidrolara que normalice el suministro de agua en la zona, ya que la escasez se viene agravando desde mediados de 2013.

Estefanía Torres comentó que los vecinos decidieron cerrar la avenida Ribereña porque hace tiempo que denunciaron la situación en Hidrolara, pero “allá lo que hacen es mamarnos gallo. Nos dicen que sí nos van a solucionar y resulta ser que nunca envían el agua por tubería y tampoco mandan camiones cisterna”.

“Siempre es lo mismo, ellos nunca dan respuesta”, enfatizó Torres, refiriéndose a los representantes de la empresa hidrológica. Dijo que para poder contar con el vital líquido, los habitantes de la zona deben comprar el agua a camiones cisterna, lo que afecta sus ingresos, ya que por llenarles solo una pipa les cobran 300 bolívares y lo mínimo que se consume a la semana son dos.

 

Algunas personas se bañan y defecan en el río Turbio debido a la falta de agua en sus hogares, aseguró Yamilet Mujica, al comentar que quienes lo hacen están conscientes de que el afluente está contaminado y representa un riesgo para su salud. “Queremos que nos ayuden, que nos tomen en cuenta, nos tienen abandonados”, recalcó.

La delegada de Hidrolara en la parroquia Concepción, Martha Changleitón, llegó al lugar de la protesta y tomó nota de las solicitudes que hicieron los manifestantes, sin embargo, no aportó información a los medios argumentando que no estaba autorizada para dar declaraciones.

Conductores que se mantenían en cola por el cierre de la vía se solidarizaron con los vecinos de Santo Domingo, como es el caso de Carlos Alberto Roa, residente de la urbanización El Trigal de Cabudare. “Todos estamos sufriendo la grave situación con los servicios públicos y la inseguridad, por eso los apoyamos”, apuntó.

Roa, chofer de taxi, relató que llevaba un cliente al aeropuerto cuando trancaron la arteria vial. “Él se bajó y tuvo que movilizarse a pie, supongo que luego se fue en mototaxi para llegar a su destino. Pese a eso respaldo la acción porque en El Trigal el problema con el agua es igual”, sostuvo.

Similar testimonio dio Carlos Labrador, habitante de Los Cerrajones, al señalar que las comunidades de Barquisimeto son afectadas sin distingo por el deficiente suministro de agua. A su juicio, la tala de árboles indiscriminada en las cuencas de los ríos es la principal causa del problema.

Una señora que se mantenía en la cola de la avenida Ribereña dentro de su vehículo fue atracada por un par de motorizados, de acuerdo a la versión de otros conductores, quienes rechazaron la ola de delincuencia en la ciudad.

Sin luz
El pasado lunes en la noche se cayó un cable de alta tensión en la calle 12 de Barquisimeto, donde está ubicado el barrio La Feria. Los vecinos llamaron muchas veces a Corpoelec para que enviaran una cuadrilla y solventara la situación, no obstante, el personal de la empresa estatal solo les respondía que no tenían cables para la sustitución y tampoco unidades.

En virtud de la indiferencia, los residentes de la comunidad bloquearon la vía “con todo lo que encontraron”, hasta carros para niños. María Pérez de Terán indicó que los funcionarios de Corpoelec siempre aseguran que “vendrán a cierta hora y nunca llegan”.

Rubén Rodríguez se disculpó con los conductores por las molestias causadas, “pero es que no tenemos otro recurso para que nos atiendan, es una necesidad. La comida se nos está dañando y los malandros andan alborotados en las noches por la falta de luz”.

Sobre la iniciativa vecinal, Richard López afirmó que en el barrio La Feria nadie se roba la electricidad, todos pagan, por lo que no se justifica la inacción de la compañía.

“Hay personas de aquí que se ganan la vida haciendo soldadura o trabajando la madera y no han podido trabajar debido a que no tienen el servicio”, precisó.

Transportistas
Un colapso vehicular se generó durante la mañana de este miércoles en la avenida intercomunal Barquisimeto-Cabudare y la zona este de la capital larense, luego que transportistas de la Ruta 4 atravesaran varias unidades en la avenida Lara y en las inmediaciones de la redoma de Santa Rosa, para exigir a los organismos de seguridad que recuperen una camioneta tipo van de la línea, que fue secuestrada el pasado viernes en el sector Andrés Bello.

Efectivos de la Policía custodiaron la protesta, que inició a las 7:00 am y se extendió hasta después de las 8:30, y desviaron el tráfico hacia vías alternas.

 

Con Información de: El Impulso  Jose Brizuela