Regionales
Sufrimiento y violencia en colas para comprar comida en Trujillo
Regionales

De pie, sentados, agachados, con paraguas y hasta con pañitos húmedos en la cabeza, una multitud aguardaba en las inmediaciones del Mercal del Barrio El Milagro, la cola alcanzaba a llegar hasta el estadio, y el sol parecía ensañarse especialmente contra aquellas almas que contaban más de 5 cinco horas en el lugar.

 

Fuente: Yoerli Viloria/ECS – Diario de Los Andes

 

Mientras las gotas de sudor hacían su recorrido por donde mejor podían bajar caldeando los ánimos, la muchedumbre enardecida gritaba ¡queremos comida, queremos comprar! Los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana con recelo custodiaban la entrada, conteniendo la presión de aquellos que a la fuerza intentaban ingresar.

 

Horas antes en el lugar las alarmas habían sido encendidas, según varios usuarios del Mercal, un funcionario de la GNB, molesto, lanzó al aire más de 20 cédulas de identidad, “otro guardia le entregó la cubeta con las cédulas, dicen que el que las agarró y las botó es capitán, después sacó la pistola y amenazó a toda la gente, no disparó pero apuntó a mucha gente”, manifestó indignado Orlando Castellanos.

 

Pese a que las autoridades de Mercal no reportaron ningún incidente con los usuarios, trascendió que el accionar del efectivo de la GNB fue en defensa propia, ya que algunas personas llevadas por el malestar de las condiciones de espera de la compra, intentaron quitarle el armamento.

 

Respuesta oficial

A las 11 de la mañana aún no se había procedido a vender el primer producto de la jornada, el Mayor Germán Ojeda, coordinador de la red Mercal en Trujillo, informó que el retraso obedecía al resguardo de la integridad de las personas que esperaban afuera, ya que en la mañana de ayer la demanda de usuarios había alcanzado un número inusual, “habían 4 mil personas”, lo que sobrepasaba la capacidad de atención del lugar, “tenemos productos para 300 o 400 personas”.

 

Ojeda manifestó que el exceso inusitado de compradores pudo haberse generado por desinformación, manipulación y malas intenciones, “porque se han presentado hechos irregulares en el estado, no sabemos si son intencionales”, y agregó que esperaban resolver la contingencia implementando puestos de Mercal en las instalaciones del estadio.

 

En el Pdval de Trujillo se presentaron tensiones similares, Tahiry Vásquez temblaba de la impotencia por la noticia de que ya no venderían más, “¿ahora qué hago?, mi hijo se despierta en la noche pidiéndome tetero y no tengo leche”.

 

Jornadas a cielo abierto

El coordinador regional de Mercal informó que se han realizado más de 40 jornadas a cielo abierto, donde se han entregado 110 toneladas de alimentos, “la semana pasada hicimos 240 operativos, esta semana estamos ejecutando 300 que esperamos mantener como una planificación constante para todo el estado, a través de las jornadas directas e indirectas”. El Mayor Ojeda agregó que estudian la posibilidad de incrementar el número de personas a atender por día en El Milagro.