Regionales
Trabajadores de Polar Chivacoa rechazan inspecciones
Regionales

Al coro de “No al acoso”, “Liberen las divisas”, “Queremos producir”, o “Queremos trabajar”, los trabajadores de la planta Chivacoa de Empresas Polar manifestaron este miércoles por las continuas inspecciones de las cuales son víctimas por parte del Gobierno nacional. Las consideran excesivas y persecutorias.

Una buena cantidad de ellos se concentró en uno de los estacionamientos de la planta portando pancartas rechazando el “acoso” de que es objeto la empresa productora de rubros alimenticios.

Horas hombre para producir, no para atender inspecciones; Queremos seguir produciendo las marcas preferidas de Venezuela; Por la defensa de nuestros puestos de trabajo; Si no hay divisas no hay materia prima o, No nos acosen, déjennos trabajar, se leían en algunas de ellas.

Algunos de los trabajadores dijeron que los inspectores de Sunagro o la Sundde les hacen perder mucho tiempo a quienes laboran en el área de Producción pues cada inspección se prolonga varias horas.

 

Actividades similares se han llevado a cabo durante los últimos días en otras sedes de Empresas Polar, respaldando a los directivos de la compañía en sus gestiones para obtener las divisas que, de acuerdo a denuncias constantes, se les siguen negando.

Insistieron en el llamado al Gobierno nacional a fin de que otorgue las divisas necesarias para que la empresa pueda cumplir sus compromisos con sus proveedores en el exterior y ellos envíen la materia prima necesaria para producir las diferentes marcas.

Jorge Yovera, trabajador, dijo que el Gobierno “nos tiene radiografiados hasta los pulmones” y conoce a plenitud lo que se produce en esa y las otras plantas procesadoras de Empresas Polar en Venezuela.

Además, afirmó, sabe hacia dónde son distribuidos los productos pues sus organismos, como Sunagro y Sundde, son los encargados de otorgar las guías de distribución que llevan los transportistas.

“Nosotros nos encargamos de producir, otros de distribuir, siempre con el recio control de los entes oficiales y si se produce alguna falla es culpa de los controladores”, manifestó otro de los empleados.

Dijeron que en Chivacoa laboran 900 trabajadores que están viendo peligrar sus puestos por el acoso de que está siendo objeto la compañía, aunque manifestaron su disposición de defenderlos.

Con respecto a la producción de las marcas que allí se elaboran, entre ellas la harina precocida Pan, dijeron que está al cien por ciento gracias a algunas reservas de maíz.

Con respecto a las inspecciones, Yovera insistió en que son excesivas al punto de que, solamente en 17 días les llevaron a cabo 56 de esos procedimientos, algunas hasta con más de doce horas de duración, entorpeciendo labores de producción.

Citaron la última que comenzó en horas de la tarde y se prolongó hasta las tres de la madrugada, aproximadamente, revisando documentos ya revisados anteriormente y confirmando que todo se encuentra en orden.

“Eso que ocurre en la planta de Chivacoa se repite también en las otras con las mismas consecuencias, pérdida de horas de trabajo productivo”, afirmó.

Durante la manifestación también expresaron su solidaridad con el personal del centro de distribución de La Yaguara, al oeste de Caracas, cuyo desalojo fue ordenado por el Gobierno nacional con el argumento de solicitar los terrenos para la construcción de viviendas.

Esa orden es considerada por el personal como “otro elemento en la guerra que desde el alto Gobierno le tienen declarada a la mayor empresa distribuidora de alimentos del Venezuela, que ha podido resistir gracias al apoyo de la mayoría de sus trabajadores que se mantienen en pie de lucha, no sólo en defensa de sus puestos sino del derecho que tienen los venezolanos de contar con una fuente segura de abastecimiento de productos de la dieta alimentaria”, dijo una de las damas.

No descartaron futuras acciones con el mismo propósito: exigir el otorgamiento de las divisas para que la empresa pueda cumplir con sus compromisos en el exterior y así recibir las materias primas necesarias para continuar produciendo.

Paralizan producción de jabón en polvo
Empresas Polar paralizó la producción de jabón en polvo Las Llaves, por falta de materia. De acuerdo con un reporte de Globovisión, empleados de la planta protestaron para exigir la asignación de divisas para importar la materia prima necesaria para producir el rubro.

“El sulfato de sodio no se produce en Venezuela. Viene de China, México o España y sin divisas no tenemos la cantidad necesaria para continuar produciendo. Nosotros fabricamos mensualmente seis millones de kilos de detergente y se utilizan cuatro millones de kilos de sulfato de sodio”, expresó el secretario general del sindicato, Freddy Padrón. Esperan recibir ocho toneladas de materia prima en aproximadamente 25 días.

El sindicalista informó que hasta este martes las cinco líneas de producción trabajaron a 100% de la capacidad para garantizar el abastecimiento.
 Con Información de: El Impulso Hugo Boscan