Regionales
Transporte público en Bolívar al borde del colapso
Regionales

El servicio de transporte público en el municipio Sucre ha venido desmejorando considerablemente en los últimos meses, al punto de correr el riesgo de paralizarse de manera completa debido al deterioro de los vehículos por la escasez de repuestos.

José Márquez, dirigente político de este sector del estado Bolívar y miembro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), indicó que los transportistas están agobiados por la falta de cauchos, baterías, repuestos para el tren delantero y demás piezas que necesitan sus automóviles para poder seguir operando.

“Nuestros hermanos transportistas han tenido que hacer un enorme sacrificio para mantener el servicio de transporte con sus carros, pues deben hacer milagros para conseguir cualquier repuesto y pagar precios exorbitantes por estas partes”, comentó.

Dicha situación termina afectando directamente a la población de Sucre, ya que a los choferes no les queda otra opción que aumentar la tarifa que cobran por el pasaje como única forma de alcanzar a medias para cubrir los costos de mantenimiento, esto en caso de que tengan la suerte de hallar los repuestos.

“Viajar a Ciudad Bolívar desde Maripa o Guarataro, a Caicara o entre estas mismas poblaciones se ha vuelto mucho más costos porque la inflación le ha pegado muy fuerte a los choferes y por ende a la población. A esto se le suma que las unidades se deterioran rápidamente por el pésimo estado de la Troncal 19”.

“Hemos denunciado desde hace años que la Troncal 19 es un monumento a la muerte debido a la cantidad de troneras que en ella hay, produciendo graves accidentes en los que han muerto decenas de personas. Esa es la vía por la que transitan nuestros transportistas a cuyos vehículos se les desgastan los amortiguadores, cauchos y tren delantero por caer en tantos huecos”, detalló.

Escasez de combustible

Aunado a la falta de repuestos y al total abandono de la Troncal 19, el transporte público del municipio Sucre debe enfrentar también la escasez de combustible para llenar sus tanques.

“Los domingos no hay una bomba de gasolina que preste servicio en Sucre, y entre semana es de forma irregular. Hace tres años cuando comenzó el problema del combustible la alcaldesa Amelia Falcón prometió instalar una bomba móvil para abastecer al municipio, pero como siempre solo fue una mentira, no cumplió”.

En tal sentido José Márquez instó a las autoridades gubernamentales a abordar el problema, ya que hasta el momento no han demostrado ningún interés en brindar alguna solución para que el pueblo de Sucre cuente con un buen servicio de transporte público.

“En primer lugar le pedimos al gobierno que apoye a los transportistas con la obtención de repuestos a precios preferenciales, de modo que puedan reparar sus vehículos que hoy están parados en cuatro bloques por la falta de cauchos, por ejemplo”.

“También le solicitamos al gobernador Francisco Rangel que active una ruta popular para Sucre que podría funcionar con algunos de los autobuses que tiene guardados en la sede de TransBolívar en Puerto Ordaz”, argumentó.

Finalmente Márquez dijo que con estas y otras medidas adicionales como la definitiva reparación de la Troncal 19, podría mejorar la situación y normalizarse el servicio, pero de mantenerse el escenario actual los habitantes de Sucre tendrán cada vez más dificultades para movilizarse de un lado a otro.

 

Fuente: Nota de prensa