Regionales
Trueque modo de supervivencia ante la crisis
Regionales

Al intercambiar un bien por otro en beneficio de ambas personas, es denominado un trueque, sistema con el que sobrevivieron en Venezuela sus pobladores durante la colonia, y que fue tocado en una alocución presidencial de Hugo Chávez, en el año 2007, indicando que sería un “sistema monetario comunitario”, que utilizaría para facilitar el intercambio de productos entre las comunidades pobres organizadas.

Dicho tema fue muy criticado por los especialistas, que era algo inviable e impensable, sobre todo después de haber avanzado al pago con tarjetas y debido a la gran crisis de escasez que se viene viviendo en el país, el trueque ha resurgido y ha sido una iniciativa de muchas personas para obtener a precios justo los artículos de primera necesidad.

Páginas como Cambio Antibachaquero artículos de primera necesidad, Antibachaqueros Barquisimeto grupo de cambio de artículos de primera necesidad y Buscadores de medicamentos entre otros, se pueden conseguir en el Facebook, en donde se observan personas con determinados productos, como por ejemplo desodorantes, jabones, quienes cambian a precio justo, por otro producto del que no tengan.

Cambio Antibachaqueros fue el primer grupo en crearse y nació en la entidad larenses, actualmente tiene 5905 seguidores, es cerrado no todas las personas son aceptadas.

“Su propósito principal es ayudar a la personas y a los unos a los otros, porque al fin y al cabo todos estamos pasando por una necesidad. Nosotros nos avisamos en donde están los productos para irlos adquirir y el que lo logra lo comparte y aprovecha para cambiarlo con otra persona que lo necesite.

Es también una forma de no dejarle nada a los bachaqueros y no le estamos quitando la oportunidad a nadie, porque solemos cambiarlo a precio justo, no revendemos, solo cambiamos y además nos manejamos por ciertas normas con la finalidad de cumplir con los requerimientos que exigen las mismas personas”, explica una de las creadoras.

La dama no quiso ser identificada, cree que el mérito no es propio que es de un grupo de personas que han luchado para mantenerlo, asegura que el grupo ha servido de tanta ayuda que lo han realizado ahora por estados y ha ayudado a asesorarlos, sabe que existen en Maracaibo, Acarigua, Valencia, Barinas, Cojedes.

Confiesa que entre las tareas del hogar, su trabajo diario, y los estudios no le permitieron seguir administrando, pero si creó un segundo que está en comunicación con el otro y es llamado Antibachaqueros Barquisimeto, ya va por 2246 seguidores, comenta que la tónica es la mismas las normas se discuten entre los siete administradores y entre las principales está el no revender, el colocar en la publicación el precio de los productos y si es posible la foto y que se pide a cambio.

“Me siento satisfecha porque sé que hemos ayudado a muchas personas, además de nosotras mismas”, destaca la administradora.

Por medio de allí se han creado grupos a través de la mensajería instantánea como es el whatsapp o el pin y avisan que se está vendiendo en determinado establecimiento, cuantos productos por personas y como está la cola.

Bachaqueros al acecho

Este grupo no ha escapado de la realidad, muchas personas de las que se lucran de la reventa de artículos de primera necesidad, se han metido infiltrados al grupo, haciéndose pasar por personas que tienen necesidad que requieren algún artículo de primera necesidad y es simplemente es para tener la información de primera mano y correr hacia los establecimientos comerciales en el momento en que den la información sobre la aparición de algún producto.

La administradora manifiesta que se le está haciendo un seguimiento a algunos miembros y otros simplemente ayudan para ver la forma como depuran el grupo y descubren a estas personas que a su juicio están infiltrados y que han notado que en su mayoría son mujeres, que hasta se hacen pasar por madres necesitadas.

El sueño de Chávez se cumple

Hisvett Fernández, psicóloga social, comenta que cuando Hugo Chávez, hablo del trueque, para muchos fue impensable, para la experta el sueño del presidente ya fallecido se está cumpliendo.

“El trueque es una cosa tan atrasada, porque el dinero se había inventado, pero una cosa que parecía impensable de verdad se está cumpliendo, porque no has hecho regresar al trueque; además del pago en efectivo, ya que no hay dinero plástico, los puntos en locales se dañan y simplemente no los reparan porque no tienen la forma, de verdad estamos mal”, sintetiza Fernández, en cuanto a la situación por la que se está atravesando en el país.

Para Hisvett las compras compulsivas entre el ciudadano es una consecuencia, por el desabastecimiento y la escasez, debido a que la persona tiene miedo o inseguridad, de no saber si más adelante conseguirá el producto que necesitan.

El hecho de que se generen los grupos a través de las redes, la psicóloga social, lo ve como un escape o vía que se ha encontrado la población para obtener lo que se quiere. “Yo sé que necesito, lo pongo en las redes sociales, y no le estoy quitando nada a nadie, sino que lo voy a cambiar con alguien que también lo necesita”, explica.

También asegura la especialista que es una actividad sana, siempre y cuando no se dedique a vivir para ello.

El bachaqueo toma forma

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, aseguró que el único empleo que prolifera en el país, en medio de la crisis económica, es este comercio informal, que ya presenta subdivisiones y jerarquías. Destacó que con una oferta baja y precios controlados la demanda está insatisfecha y por eso las personas están dispuestas a pagar el producto en la venta informal

León asegura que el estímulo a la reventa es tan grande que la actividad del bachaqueo se ha sofisticado y hay diferentes “especialidades”

1) Bachaquero tradicional: todavía sigue comprando en frontera y desplaza mercancías al exterior para obtener divisas. Se ha reducido mucho

2) Nuevo bachaquero: compra haciendo colas en canales públicos y privados y revende en calles o en bodegas y casas.

3) Distribuidor bachaquero: tiene operación estructurada que incluye monitores en moto y vehículos de traslado para personal que compra para él.

4) Empleados fijos del distribuidor bachaquero: cobra sueldo fijo para hacer colas y comprar financiado por el distribuidor y para él.

5) Guarda cola: se dedica a hacer la cola diariamente y vende su puesto cercano a la entrada para que otro pueda comprar.

El presidente de Datanálisis agregó que el surgimiento de esta actividad informal se consolida y su eliminación podría ser compleja y explosiva. El bachaqueo se convierte en un sistema de redistribución de riqueza de las clases medias y altas (comprador) a revendedores de estrato bajo.

 

Con información de: El Impulso