Regionales
Vecinos buscan economizar en mercados a cielo abierto
Regionales

En los últimos cinco meses se ha duplicado el número de vecinos que acuden semanalmente a las ferias de hortalizas y mercados a cielo abierto que se instalan en diferentes urbanizaciones y sectores populares en los cinco municipios caraqueños, afirman las autoridades municipales encargadas de dar los permisos para que operen estas ventas.

Más de 150 ferias de hortalizas y mercados itinerantes se instalan en Libertador, Chacao, Sucre, Baruta y El Hatillo, de martes a domingo, todas las semanas, según datos que manejan las direcciones de Desarrollos Económicos y Bienestar Social de los gobiernos locales.

En el caso de las ferias de hortalizas los comerciantes vienen de La Grita y San Cristóbal (estado Táchira) y otros del Junquito y La Colonia Tovar. Tienen la particularidad de vender el kilo de todos los productos al mismo precio.

Yolmar Pernía, comerciante de la feria de hortalizas que se coloca todos los jueves frente al parque Sanz en El Marqués, indica que desde hace 13 años comercializan sus productos en ese lugar. “Venimos de La Grita, llegamos a Caracas el jueves en la madrugada y abrimos desde las 6:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde”.

Explicó que los precios varían mensualmente. Indica que según el costo que los productores asignen a su cosecha, ellos colocan el precio por kilo de verduras. La semana pasada en este mercado el kilo se ubicó en 70 bolívares para todas las hortalizas, con excepción de cebollas, tomates, pimentones, lechugas, ajíes, aguacates, limones y parchitas. Estos rubros se vendían a 120 bolívares por kilo, mientras que las papas se tasaban a 160 bolívares el kilo.

Carmen Helena Caraballo, directora de Desarrollo Economía de la alcaldía de Sucre, explicó que de martes a domingo se instalan 75 ferias de hortalizas y mercados itinerantes que operan en los sectores populares y las urbanizaciones.

Además informó que en los últimos meses se ha duplicado el número de vecinos de acude a estos mercados.

“La gente prefiere comprar en estas ferias porque no se hace tanta cola, como en los automercados, y además los precios son mucho más bajos y los productos son frescos”.

Comentó que semanalmente son supervisados por los fiscales de la alcaldía que les exigen tener sus respectivos uniformes, los precios deben ser más económicos que en los automercados y no deben dejar los sitios con desperdicios cuando terminen.

Mientras en Baruta, Maeca López, directora de Desarrollo Social, informó que en la semana se instalan 42 mercados a cielo abierto de los cuales 17 son ferias de hortalizas que viene de La Grita y San Cristóbal.

Reconoció que en los últimos meses han aumentado los vecinos que prefieren hacer sus compras en estos mercados, “sobre todo por la escasez y los altos precios en los comercios convencionales”.

Carmen Cabrera, vecina del Marqués, afirmó que semanalmente acude a la feria que se instala todos los jueves frente al parque Sanz porque es más económico. “Tenemos que buscar lo más barato en estos tiempos de crisis. Un plátano que en un abasto me sale en 30 bolívares cada uno, aquí me sale más barato porque es por peso y las hortalizas son más frescas”, dijo.

Fuente: El Universal