Reporte 33
Al menos 100.000 venezolanos afectados por enfermedades transmisibles hasta abril de 2016
Reporte 33

La Red Defendamos la Epidemiología informó que durante el primer trimestre de 2016, específicamente  hasta el 9 de abril, se han acumulado 54.529 casos de malaria en el país, cifra que refleja un incremento de 52,6 % respecto al mismo período del año pasado, cuando el Ministerio de Salud registró 35.740 personas contagiadas.

Igualmente, hasta la primera semana de abril se tuvo conocimiento de 28.565 casos de zika, 16.739 casos de dengue y 1.822 de chikungunya.

Estos datos son extraoficiales, ya que el Ministerio no ha publicado los boletines epidemiológicos de 2016, contentivos de esta información y de otras enfermedades de notificación obligatoria, según señala en nota de prensa el Observatorio Venezolano de la Salud, OVS.

El despacho de Salud publicó en su página web,  el pasado mes de febrero, los boletines que no difundió desde noviembre de 2014, sin embargo, no están todos los que pertenecen a 2015, por lo que se desconoce la situación epidemiológica del país desde julio del año pasado.

El infectólogo Julio Castro, miembro de la Fundación Amigos del Observatorio Venezolano de la Salud, recuerda que estas cuatro enfermedades no han aumentado por las mismas causa porque cada una tiene una particularidad distinta, lo que sí tienen en común es que son transmitidas por vectores (mosquitos); el Anófeles en el caso de la malaria y el Aedes aegypti y Aedes albopictus en caso del zika, dengue y chikungunya.

Castro afirmó que  “la mayoría de los países en desarrollo modifican su patrón epidemiológico hacia menos casos de enfermedades transmisibles a mayor presencia de enfermedades crónicas, y “paradójicamente nosotros tenemos cada día más enfermedades transmisibles, lo que indica una impronta del subdesarrollo o del retroceso en el desarrollo”.

A su vez, explicó que el aumento de los casos se debe a la falta de políticas sistemáticas en el control de vectores a escala nacional, pues de lo contrario los registros reflejaran otro panorama.

La crisis también incide

El también profesor del Instituto de Medicina Tropical de la UCV manifestó que  el Gobierno no ha informado al país la cantidad de embarazadas que presentaron zika en el primer trimestre de la gestación, pero sí lo notificó a la Organización Panamericana de la Salud, ente que publicó el dato en marzo. Hasta el día 9 de ese mes Venezuela registraba 941 embarazadas con sospecha del virus, mientras que 67,7% de un total de 226 muestras de embarazadas estudiadas resultaron positivas.

Destacó queuna de las preocupaciones actuales con respecto a estas enfermedades transmisibles deriva del virus del zika, porque ya el país está en la etapa de comenzar a reportar recién nacidos con microcefalia por la infección en embarazadas.

Castro aclaró que el diagnóstico preciso de este virus es difícil por ser reciente en el mundo y que en Venezuela solo se realiza en el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, ubicado en la UCV, únicamente a embarazadas y pacientes graves, no a todo el que presente síntomas.

El zika, al igual que el dengue y chikungunya, es transmitido fundamentalmente por el Aedes aegypti(crecen en reservorios de agua limpia) y por el Aedes albopictus (prefieren las aguas grises y contaminadas para desarrollarse). En este sentido, el infectólogo recomendó, con motivo de los racionamientos de agua potable que se están aplicando, el almacenamiento de líquido en pipotes o recipientes con tapa para evitar que se conviertan en criaderos dentro de las casas.

Recordó además que los medicamentos para combatir los síntomas de estas infecciones no se consiguen debido a la escasez de los mismos y para el dengue, zika y chikungunya no existe un tratamiento específico.

En el caso del paludismo o malaria, Castro explicó que la mayor cantidad de afectados se reporta en el municipio Sifontes del estado Bolívar, donde la situación irregular con la minería y la afectación de los lechos ecológicos en esa zona se convierten en la causa de la existencia de tantos Anófeles y, en consecuencia, de tanta malaria.
Boletín epidemiológico debe publicarse

Las enfermedades transmisibles son las que se transfieren de un ser humano a otro o de un animal al hombre, ya sea por vía directa (al toser o estornudar), o a través de vectores (organismos vivos como insectos), o por la exposición a material infeccioso (como el uso de una inyectadora contaminada).

“Los boletines epidemiológicos son la única forma que tienes para prepararte en términos de políticas públicas para aplicar las medidas necesarias. No es lo mismo que cuentes 200 pacientes de una enfermedad en todo el país a que cuentes 60.000 mil, porque la preparación hospitalaria y de medicamentos estará directamente relacionada con la cantidad de casos que tu supones que exista. La única manera oficial de saber el estatus de las enfermedades, son los números nacionales y su distribución en el tiempo es a través de los boletines epidemiológicos y por eso es tan importante su publicación”, puntualizó el especialista.

Con información de nota de prensa OVS.