Reporte 33
Ascensos militares, un factor que se suma a la actual crisis política de Venezuela
Reporte 33

Si el gobierno de Nicolás Maduro sigue impidiendo el cambio en Venezuela, va a provocar un golpe militar. “Yo creo que lo que está aguantando eso es, sencillamente, el problema de las promociones militares. Todo el mundo está esperando a ver qué pasa en julio con los ascensos”, advirtió este lunes el analista político Carlos Raúl Hernández al examinar la situación del país.

Según Hernández, la situación que se vive actualmente en el seno de la Fuerza Armada Nacional (FAN) es “casi de anarquía”, y el descontento con la crisis del país que sienten sus miembros es muy similar a la del resto de los ciudadanos. “La inmensa mayoría de los militares no tiene absolutamente nada que ver con la toma de decisión política. Son funcionarios técnicos que hacen su trabajo”, indicó.

“La situación de ellos es igual o hasta peor que la de los civiles. Se levantan en las mañanas, llevan a sus muchachos al colegio, pasan todo el día trabajando y regresan en la noche a casa, pero antes pasan por los supermercados a buscar productos que tampoco encuentran. Además, viven aterrorizados porque los matan, los secuestran; tienen órdenes de no andar uniformados y de no cargar sus credenciales cuando están de civil. Y encima de todo eso, son perseguidos dentro de las propias FAN por parte del G2 cubano”, explicó.

“Yo creo que lo que está aguantando eso que está pasando en las FAN es sencillamente el problema de julio y las promociones militares. Todo el mundo está esperando a ver qué pasa en julio con los ascensos”, advirtió.

El también profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) aseguró que tanto a la opinión pública nacional como a la internacional le resulta “muy claro” que el de Nicolás Maduro  “es un gobierno de facto” que no tiene más apoyo que el de la cúpula militar. “Ya el Ejecutivo dejó de ser un poder. Es, sencillamente, un apéndice de la FAN”, indicó.

“El gobierno hace lo que hace porque está colgado de las botas de un cierto grupo de militares, que son los que toman decisiones”, aseguró, por lo que no descartó que una salida a la actual crisis institucional que sufre el país se da a partir de una negociación no con el gobierno, sino entre la FAN y la Asamblea Nacional.

Añadió que los ejercicios militares realizados el pasado fin de semana en varios estados contienen un claro mensaje “dirigido a la política interna del país, para hacer ver que tienen el apoyo militar y que no hay forma cívica de hacerlos perder el poder.  Es decir, nada de lo que está en la Constitución es viable para ellos, porque es un gobierno de fuerza”.

“El papel que juega eso que llaman Tribunal Supremo de Justicia, que no es tal sino simplemente un equipo jurídico del PSUV, es sencillamente violar la Constitución y justificar las violaciones a la Constitución”, dijo cuando se le preguntó sobre la medida dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo que prohíbe, a partir de ahora, realizar protestas ante las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Crece rechazo al gobierno

La Unidad Democrática ha venido convocando manifestaciones ante las sedes del CNE en todo el país para exigir a las autoridades electorales cumplir con el reglamento y la Constitución, y continuar sin dilación el proceso solicitado por la coalición opositora para que se realice un referendo que permita revocar el mandato del presidente Maduro.

“Políticamente, la oposición venezolana está haciendo lo que han hecho a lo largo de la historia todos los movimientos opositores a regímenes autoritarios. Lo que debe hacer, es seguir manteniendo la bandera de la democracia”, dijo Hernández.

Recordó que los venezolanos votaron masivamente a favor de la oposición en las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre. “Cada vez que el gobierno irrespeta a la Asamblea Nacional, a quien realmente está desconociendo es a la soberanía nacional, no a los parlamentarios”, señaló.

“Eso tiene repercusiones inmediatas en la propia opinión pública. Desde diciembre hasta hoy, el rechazo al gobierno ha aumentado más o menos 22 por ciento. Es decir, el gobierno cada vez está más solo y, por ello, más afincado en la mera represión. Cuando un gobierno o una familia o una pareja se mantiene sobre la base de argucias, de trampas, de actos violentos, termina acabándose. Eso lo sabe todo el mundo”, agregó.

Además, la enorme mayoría de los venezolanos siente que este “es un gobierno de atropelladores y de incompetentes. Si la persecución y el maltrato a la oposición fuera meramente un asunto político, a nadie le interesaría. Pero el problema es que eso está asociado con un gobierno que ha puesto al país prácticamente al borde de un colapso. Ya hay medios muy importantes, como el Washington Post, que hablan de Venezuela como país fallido, como un país que ya no tiene control ni siquiera de su propia soberanía. Este es un país donde la delincuencia tiene a veces más influencia que el gobierno. Hay zonas donde no entran las fuerzas públicas”.

“Por eso es que 82,25 por ciento de los venezolanos considera que Maduro se tiene que ir”, refirió, basándose en los datos que arrojó un estudio flash divulgado este lunes por la empresa Hercon.

Sin ambages, Hernández aseguró que “la dictadura” de Maduro va a colapsar y que luego vendrá un proceso democrático. “El problema es cómo se dará ese proceso,  que no será tan simple como soplar y hacer botellas”, indicó.

A su modo de ver, esa transición será el resultado “de una negociación no con el gobierno, sino entre las FAN y la Asamblea Nacional” y con la participación de una mediación internacional que bien podría ser la de la Iglesia Católica.

“Hay que lograr un balance, lo que implica el reconocimiento mutuo. Mucha gente aspira a que haya una persecución el día que el gobierno se vaya, pero eso no es lo que ha ocurrido en los lugares donde ha habido una transición exitosa. Yo espero que aquí se pueda dar un proceso de cambio sin traumas exagerados, sin violencia y sin persecuciones”, dijo.

“Pero si el gobierno sigue impidiendo que haya un cambio pacífico, lo que va a provocar a mediano plazo es un golpe militar”, advirtió.