Reporte 33
Brexit: consecuencias económicas para América Latina
Reporte 33

El mundo observa expectante la batalla del brexit en Gran Bretaña. ¿Qué consecuencias económicas tendría para América Latina que el Reino Unido abandonara la Unión Europea?

Para evaluar las consecuencias económicas de un brexit para las relaciones económicas con América Latina, lo mejor es echar una mirada a los flujos comerciales. Importante en el intercambio comercial del Reino Unido es también diferenciar entre los países latinoamericanos que ya tienen acuerdos comerciales con la UE y aquellos que no.

Acuerdos de libre comercio con la UE tienen México, Chile, Perú y Colombia. Si se produce el brexit, esos acuerdos dejan de tener validez para el Reino Unido. Gran Bretaña no tendría entonces acuerdos comerciales con ningún país latinoamericano.

Las negociaciones comerciales llevan por lo general mucho tiempo. A corto plazo, el comercio de Gran Bretaña con esos países puede, por lo tanto, resentirse. A largo plazo, la negociación de acuerdos de país a país podría ser más sencilla que la negociación de acuerdos con la UE como bloque. Por otro lado, los países latinoamericanos pueden exigir de Gran Bretaña más concesiones que las que podrían arrancarle a la UE.

Con Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, la UE no tiene acuerdos de libre comercio. El brexit no afectará consecuentemente las relaciones comerciales bilaterales con Gran Bretaña. Un efecto puede tener sí una eventual devaluación de la libra esterlina con respecto al dólar, tal como muchos economistas pronostican en caso de un brexit. Una devaluación de la libra puede abaratar las exportaciones británicas. Por otro lado, como muchos países latinoamericanos han devaluado con respecto al dólar, el efecto seguramente sería menor.

Otro aspecto importante de las relaciones comerciales entre Gran Bretaña y América Latina son los volúmenes en juego. Para eso analizaremos las relaciones comerciales de Gran Bretaña con un país con acuerdo de libre comercio con la UE (México) y uno sin él (Brasil).

Comercio: una importancia marginal

Gran Bretaña exporta a México bienes y servicios por unos 2.200 millones de dólares por año y los importa de México por unos 1.800 millones. Las exportaciones totales de México suman unos 410.000 millones de dólares (2014) y las importaciones, 400.000 millones (2014). Es decir, la participación de Gran Bretaña en las importaciones mexicanas es de solo el 0,55 por ciento. Como destino de las exportaciones mexicanas, Gran Bretaña tiene una participación aún menor: 0,44 por ciento.

A Brasil exporta Gran Bretaña bienes y servicios por unos 4.000 millones de dólares anuales y los importa de Brasil por 4.200 millones. Las exportaciones totales de Brasil antes de la crisis sumaban unos 225.000 millones de dólares (2014) y las importaciones, 240.000 (2014). La participación de Gran Bretaña en las importaciones brasileñas se sitúa por lo tanto en solo el 1,66 por ciento. Como destino de las exportaciones brasileñas, Gran Bretaña tiene una participación solo levemente mayor: 1,86 por ciento.

Como vemos, la participación de Gran Bretaña en el comercio exterior de esos dos países (las mayores economías latinoamericanas) es muy reducido. Un brexit pasaría consecuentemente prácticamente desapercibido. Los volúmenes de exportación e importación británicos a otros países latinoamericanos son aún menores.

Negociaciones: otras prioridades

En todo caso, para prevenir interferencias en los flujos comerciales decisivos hoy para la economía británica, el Reino Unido deberá negociar acuerdos con la UE y con países no pertenecientes a la UE, tales como los EE. UU., India, China, Japón y Australia.

Esas negociaciones tendrán prioridad para Gran Bretaña y no América Latina: más de la mitad del comercio británico tiene lugar actualmente con la UE y el comercio con otros 60 países está regulado por acuerdos realizados a través de la UE.

Definitivamente, el comercio de Gran Bretaña con América Latina es muy menor como para que la región adquiera cierta relevancia para los británicos en caso de un brexit. Los tiempos en que Gran Bretaña tenía un gran peso económico en América Latina hace mucho que pertenecen al pasado.

DW