Reporte 33
Cambio de currículo escolar lesiona desarrollo de la ciencia en Venezuela
Reporte 33

Por Sofía Torres

La modificación del currículo para la educación media, planteada por el gobierno en 2015, contempla la implementación de áreas de formación y la ampliación del horario académico. El proyecto, aplicado en determinados planteles,  ha generado nuevamente discusión entre los sectores de la vida educativa, especialmente cuando se aproxima el inicio del año escolar 2016-2017.

Para el profesor Ramón Uzcátegui hay elementos de forma y fondo en cuanto a la disposición de las asignaturas, el espacio y el tiempo en los colegios, y el debate surge por el carácter que se le quiere dar a la educación media, un nivel muy sensible, en el contexto venezolano y el significado que esto tiene para los jóvenes, “los grandes ausentes de la propuesta gubernamental”.

Uzcátegui, director del Centro de Investigaciones Educativas de la Escuela de Educación de la UCV, CIES, y miembro de Memoria Educativa Venezolana, considera que se pretende sintonizar el discurso político con el discurso escolar. Explica que se disminuye  el contenido científico y se aumenta el contenido de las ciencias sociales, donde se evidencia una  distorsión del curso histórico, que pretende justificar que el país “arrancó” en 1999.

El plan de estudio se compone de 11 áreas de formación: Acción Científica, Comunitaria y Social; Actividad Física, Deportes y Recreación; Arte y Patrimonio; Ciencias Naturales; Educación Física; Lengua; Lengua Extranjera; Matemática; Memoria, Territorio y Ciudadanía;  Orientación y Convivencia, y Participación en la Producción de bienes y servicios.

Desmotivación y exclusión

Al ser consultado acerca de la agrupación de materias como física, química y biología en el área de Ciencias Naturales, el profesor Ramón Uzcátegui sostiene que los alumnos dejarán de ver asignaturas fundamentales  para el conocimiento, lo que se  traduce en un desincentivo para optar a carreras de corte tecnológico o científico , que marcan el progreso de los países.

“Esta propuesta lesiona el desarrollo de la ciencia nacional. Desde ciertos sectoreseso se ha estado alertando. El proyecto además es excluyente porque no se atiende los elementos primordiales de la enseñanza  y coloca de cierta manera en una situación de minusvalía la producción  de conocimiento en Venezuela”, precisa el docente.

Agrega que se busca “eliminar estas materias pero sin eliminarlas”, ya que cuando se tiene un conocimiento tan claro de la física, la química y la biología, al integrarlas las descartas porque no se entiende la finalidad de sus contenidos en la estructura curricular y sobre todo cómo se incorpora el individuo al lenguaje de la ciencia.

“Nos encontramos con otro problema que el gobierno quiere ocultar: el fracaso de la política de la formación docente, no hay profesores para  educación media en física y química. Pero en vez de estimular a los colegas a interesarse por esas áreas lo que logran es cerrarlas”, comenta Uzcátegui.

Señala que “un ciudadano que se forma al margen de la ciencia es un ciudadano que tiene muy poco repertorio para el ejercicio de su ciudadanía”, al tiempo que afirma que  si el individuo no sabe de  estadística,  química, física y matemática, está supeditado a los elementos de la naturaleza, es decir,  a la incomprensión,  y piensa que todo tiene una explicación metafísica, pues no hay un uso racional para comprender los elementos del medio. “Cuando desestimulas la ciencia, favoreces el conocimiento místico”, puntualiza.

Globos de ensayo

La propuesta para el cambio curricular, que empezó a circular después de la consulta nacional porla calidad educativa, el año pasado, no tuvo mayor impacto porque las prioridades políticas del país son otras, dice el director del CIES UCV, quien indica que ahora se desempolva porque cualquier trapo rojo funciona para tapar la crisis de legitimidad del gobierno.

Recuerda Uzcátegui que el régimen hace globos de ensayo, “tira cosas y después las recoge”. En este sentido, opina que ésta como muchas iniciativas educativas oficiales, se quedará en grandes desencuentros entre los actores del sistema de educación. Considera, además,que el magisterio dará la lucha frente a un proyecto de corte hegemónico.

El profesor manifestó que no tienen indicadores concretos de la calidad de la enseñanza, por lo que desconoce cómo está el país pedagógico. Desde 1998 no se aplica la prueba del Sistema Nacional de Medición y Evaluación del Aprendizaje.

@soficarol21