Reporte 33
Caracas: Capital de temblores
Reporte 33

Dossier33

Cuando un sismo es de 4,5 se considera un movimiento relativamente pequeño y no tiene poder de destrucción. Así lo sostuvo el ingeniero Julio Hernández durante un programa radial, donde recordó que el último terremoto destructor en la ciudad capital fue el de 1967, con una magnitud de 6,5.

Hernández, especialista en ingeniería estructural y sismo resistente, explicó que la intensidad es lo que se siente y magnitud, la energía que transmite el movimiento telúrico. Indicó que ante un evento grande fallarían principalmente los edificios antiguos y laderas inestables con fuertes deslizamientos.

“Cuando el sismo del 67 teníamos normas antiguas de construcción, se renovaron ese mismo año y luego en el 82. Ahora actualizamos las de 2001”, precisó el especialista, quien afirmó que el estado de las edificaciones depende específicamente de la Ley de Urbanismo del 87, ley que flexibilizó el tema y “todo (revisión) quedó en manos de constructores y proyectistas”.

Anunció que el instrumento que saldrá este año enfatiza en aspectos que van desde la realización de estructuras resistentes hasta consideraciones de construcción y supervisión.

Hernández contó que en Caracas se desarrolló un proyecto de microzonificación sísmica, el cual se espera sea incluido en una ordenanza que saldrá en principio en el  municipio Libertador.  “El estudio termino en Funvisis en el 2009, y ya han pasado 7 años para su legalización, el proceso es muy lento”, acotó.

El ingeniero comentó que los sismos de baja magnitud son de corta duración, se podría hablar de segundo, los de magnitud 4 y 5 pueden tardar 30 segundos, y los de magnitud 7 ó mas, un minuto.

La geógrafo Rosa Estaba señaló que en zonas sísmicas como Caracas, el sismógrafo siempre registra movimientos imperceptibles al hombre, cuando pasan de 4  significa que las placas están cediendo con mayor rapidez  y el valle capitalino es una placa en constante reacomodo.

30 de agosto de 2017

La mañana de este  miércoles los caraqueños fueron sorprendidos por un temblor. Exactamente a las 10:01 se suscitó el evento -que se sintió en gran medida en el municipio Chacao- a 9 kilómetros al norte de Los Caracas y 22 kilómetros al noreste de Naiguatá.

Tras el hecho, que tuvo 4 réplicas, el ministro de Interior indicó que fue activado el Sistema Nacional de Prevención y Atención de Emergencias y Desastres: informó sobre la disponibilidad de los 0800-7248451 y Ven911 para atender situaciones.

Fecha desafortunada

29 de julio de 1967 Caracas fue sacudida por un  movimiento sísmico de 6,5 grados, que duró unos 35 segundos y afectó a zonas como Altamira, Los Palos Grandes y el Litoral Central, en esta última fue el epicentro. El saldo fue de 2000 heridos, 236 muertos y daños materiales calculados en más de 10 millones de dólares

El entonces presidente de Venezuela, Raúl Leoni, creó dos comisiones para evaluar los daños y planteó que el Poder Ejecutivo concibiera un instituto dedicado a la estudio de los sismos en el país. Luego, en la primera presidencia de Rafael Caldera, en el año 1972, nació la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas(Funvisis).

Castigo celestial

El jueves santo de 1812 la tierra hizo de las suyas. Era un 26 de marzo cuando fieles católicos se encontraban en las iglesias y se reportó un fuerte temblor que destruyó Caracas, Barquisimeto, Mérida, El Tocuyo y San Felipe, también provocó daños en otras regiones. Los cálculos están entre 10 mil a 20 mil fallecidos En algunas zonas el devastador sismo duró 2 minutos.

Los realistas manifestaron  que se trataba de un castigo del Cielopor la sublevación de los patriotas contra  Fernando VII.

Vale recordar que fue en esta coyuntura cuando Simón Bolívar expresó la frase célebre: “Si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca”.