Reporte 33
El tema Venezuela persiste en la OEA, pese al esfuerzo del Gobierno
Reporte 33

Por Sofía Torres

De Lamentable y penosa calificó el internacionalista Félix Arellano la decisión de remitir la evaluación de  Luis Almagro al Consejo Permanente de la OEA, donde espera que la situación vuelva al cauce adecuado.

La solicitud de Venezuela, aprobada la noche del miércoles en  Asamblea General del órgano multilateral, contó con 19 votos a favor, 12 en contra, dos ausencias y una abstención.

La canciller Delcy Rodríguez dijo, en rueda de prensa, que se había dado una “votación histórica”, al tiempo que destacó que Almagro dirige un “linchamiento “contra el gobierno venezolano al haber invocado la Carta Democrática Interamericana y que su actuación ha sido “indebida, ilícita y fraudulenta”.

Arellano sostiene que la misiva enviada a Maduro por el uruguayo en su condición de Secretario General de la OEA choca con el estilo y las formas del ente. Sin embargo, explica que es muy delicado poner en tela de juicio sus atribuciones, pues el artículo 20 le confiere la posibilidad de pedir la activación de la carta y este tipo de actitudes podría dejarla exclusivamente en manos de los gobierno, como un “club de amigos”que la aplica o paraliza cuando quiere.

El también profesor universitario cree que deberían ampliarse las facultadesdel Secretario  General y contemplar  en el futuro más próximo que la sociedad civil del país afectado también tenga el derecho de emitir opiniones y presentar textos ante la organización.

“La labor de los países radicales es tratar de quitar cualquier mecanismo de control a los gobiernos autoritarios, la tarea la han venido haciendo desde hace tiempo para disminuir o eliminar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que tiene una seria restricción financiera”, indica Arellano.

Un capítulo aún sin cerrar

El próximo 23 de junio se reunirá el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos en Washington, donde los cancilleres podrán programar sesiones extraordinarias para estudiar una eventual suspensión de Venezuela.  También el 21 se tiene previsto otro encuentro para escuchar los avances de los  expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos en sus  labores de mediación entre el gobierno y la oposición.

“El procedimiento para aplicar la carta se desarrolla rigurosamente, estricto en derecho”, alega Félix Arellano, quien no descarta a posibilidad de que no se obtengan   los 18 votos necesarios. En este sentido, recordó  cuando Colombia intentó abordar el tema de los expulsados del territorio venezolano y un voto a último momento, específicamente el de Panamá,  cambió el panorama.

El especialista no tiene idea de lo que pueda ocurrir el 23 de junio, lo que sí cree es que  Almagro ha sido cuidadoso en lo previsto en el artículo 20 de la Carta Americana.

Un llamado al diálogo

Para el analista internacional Jean Maninat la 46ª Asamblea General de la OEA corroboró la pérdida de influencia y liderazgo del gobierno venezolano.

El caso fue discutido, pese a los esfuerzos del régimen para evitarlo, y  15 países suscribieron un comunicado en el que hicieron un llamado al diálogo ¨abierto e incluyente¨ entre el gobierno, las autoridades constitucionales y todos los actores políticos, para “la preservación de la paz y la seguridad”, el respeto a los derechos humanos  y la consolidación de la “democracia representativa”.

Por su parte, Arellano afirma que este texto, que no se difundirá por la hegemonía comunicacional, demuestra el fracaso de la revolución bolivariana al reconocer la existencia y agravamiento de una crisis e instar a cumplir la Constitución.

Maninat concluye que el intento por sancionar a Almagro no prosperará porque no será apoyado por la mayoría y que para “urticaria”del Madurismo, el asunto Venezuela seguirá retumbando en la OEA, al menos el 21 y 23 de junio.

@soficarol21