Reporte 33
Entre pronósticos inciertos, ¿qué pasará en Venezuela?
Reporte 33

Sofía Torres

El próximo 12 de octubre se desarrollará una jornada nacional de movilización “por la restitución de la democracia y la Constitución”, anunció este miércoles la Unidad Democrática. La actividad forma parte de la hoja de ruta que ha emprendido la coalición opositora y se enfoca en la manifestación pacífica como un mecanismo de presión para lograr el referendo revocatorio presidencial en 2016.

La agenda para los próximos días está definida, pero el desenlace de una lucha que  persigue la salida a la crisis es incierta y genera una expectativa, cada vez mayor entre los ciudadanos.  Analistas políticos coinciden en que es imposible hacer pronósticos certeros de lo que ocurrirá en el país, ya que en los procesos sociales e históricos nada está preestablecido.

Sin embargo, el exministro de Planificación (2002-2003) Felipe Pérez Martí sostiene que el presidente Maduro saldrá del poder este mismo año a través de una renuncia negociada y si logra sobrevivir hasta el 2017 y designa un sucesor, la desaprobación de la gente aumentará aún más y carecerá de apoyo político. Un requisito indispensable para un nuevo gobierno-dice el economista- es tener un acuerdo de gobernabilidad, y la debilidad del gobierno junto al deterioro económico permean en el propio chavismo y en las Fuerzas Armadas.

Además, señala que la MUD está empoderada y la demostración de fuerza política el primero de septiembre fue definitiva. ¨La calle no le pertenece al régimen¨, sentencia.

La pelota está del lado de la gente

El politólogo Ángel Oropeza considera que hay que replantear la pregunta recurrente: ¿qué va a pasar?, lo correcto sería: ¿qué quiero que pase?, y decidir que le toca hacer a cada quien. Explica que la esperanza no consiste en sentarse a esperar, consiste en emprender lo que uno debe hacer para esperar lo que uno quiere que suceda. ¨La pelota está del lado de la gente¨, precisa.

Indica que ya la dirigencia opositora estableció una agenda, dependerá de la ciudadanía cumplirla o no, pero de acuerdo a las encuestas hay intenciones de asumirla.

El también profesor universitario asegura que para un pequeño sector del gobierno contarse en las urnas tiene un costo muy alto, representa la pérdida del poder  y para otros sectores del oficialismo también acarrea un costo elevado, porque la “marea popular se los llevaría por delante”.

Todos hacen sus cálculos, sobre todo cuando el 80% de la población exige un cambio, pararse frente a eso no es fácil. La FAN también tendrá que decidir si estar contra la mayoría del país sin importar lo que ese cueste o sumarse, entendiendo que hay que abrirle las puertas al cambio”, puntualiza Oropeza.

 

 

Globos de ensayo

Para el doctor en Ciencias Sociales, Trino Márquez, las instituciones están alineadas con el régimen y la MUD no tiene la potencia suficiente para modificar la correlación de fuerza actual. Agrega que el Estado está secuestrado por la camarilla que gobierna: cúpula militar, TSJ y el resto de los poderes, entre ellos, el CNE.

Ante este escenario, Márquez opina que la plataforma unitaria debe desarrollar una política que incorpore a todos los sectores de la sociedad civil  y se libre una lucha entre un grupo impopular, asilado y desprestigiado internacionalmente, y el conjunto del país: sindicatos, gremios, empresarios, y por supuesto, los partidos políticos.

¨El gobierno opera con globos de ensayo, se ve en lo que ocurrió hace pocos días con la destitución del alcalde de Maturín y en  la resistencia para realizar el revocatorio en 2016. Estudia si es posible borrar las elecciones o desarticular de tal manera a la oposición política que lleguemos al 2018 con una dirigencia debilitada, porque sus líderes están inhabilitados o encarcelados.  No se trata de luchar solo por el referendo, porque si lo eliminan también podrán eliminar las elecciones de gobernadores, para la cual no hay fecha, así como las municipales previstas para 2017 y las presidenciales para 2018¨

“No podemos contar con el reloj habitual”

Al partir de los hechos recientes, el historiador Elías Pino Iturrieta afirma que es  evidente cómo la MUD ha dado un vuelco en su estrategia, quiere involucrar a la sociedad civil y ese discurso incluyente en la búsqueda de soluciones,¨permite pensar en una salida, que si bien no será fácil, si es más factible que antes¨.

Pino Iturrieta advierte que predecir un final cercano no es acertado, pues “no se puede contar con el reloj habitual, el horario que manejamos es distinto al político y en la historia los plazos son más lentos y morosos”.

Cree que en estas dos últimas décadas la gente ha sembrado una cohabitación republicana  que pretende apegarse a la legalidad y normas constitucionales, y por ello se puede apostar por una salida que no tenga parentesco con la violencia.

@soficarol21